Mundo

Ciclón que azotó Vanuatu causa 24 muertes

/

Mas de 3,300 personas se encuentran en 37 centros de refugio en la isla principal del archipiélago Vanuatu, Efate y en las provincias de Torba y Penama. En la foto, un hombre observa lo que quedó de su vivienda.
Mas de 3,300 personas se encuentran en 37 centros de refugio en la isla principal del archipiélago Vanuatu, Efate y en las provincias de Torba y Penama. En la foto, un hombre observa lo que quedó de su vivienda. AFP/Getty Images

El ciclón que azotó la nación archipiélago de Vanuatu causó la muerte de 24 personas y obligó a 3,300 a dejar sus hogares, confirmó el lunes la Organización de los Naciones Unidas.

Las comunicaciones por radio y teléfono hacia al exterior de la isla no se ha restablecido a dos días de que el país sufriera el embate de lo que el presidente llamó “monstruosa tormenta”, informó la Oficina para la Coordinación de Acciones Humanitarias de la ONU.

Agregó que 3,300 personas se encuentran en 37 centros de refugio en la isla principal del archipiélago, Efate y en las provincias de Torba y Penama. “Se han distribuido raciones básicas de emergencia a los evacuados, en las que hay agua, arroz, pescado o carne enlatada, café, té, azúcar, bizcochos y otros artículos”, añadió el informe.

Aeronaves militares de Nueva Caledonia, Australia y Nueva Zelanda han llevado a cabo análisis aéreos del desastre. El informe más reciente se dio a conocer cuando el presidente de Vanuatu volaba de regreso al país, que repetidamente había hecho advertencias sobre los efectos devastadores que ha provocado el cambio climático al aumentar el nivel del mar.

Visiblemente agotado y con los ojos enrojecidos por no dormir, Baldwin Lonsdale dijo en una entrevista con The Associated Press el lunes que el paso del ciclón Pam destruyó o dañó 90% de los inmuebles en la capital, Port Vila.

“Este fue un ciclón muy devastador en Vanuatu. Lo describiría como un monstruo, un monstruo. Asestó un revés al gobierno y al pueblo de Vanuatu. Todo desarrollo alcanzado se ha reducido a cero”, apuntó.

Los cortes en las comunicaciones le impidieron incluso ponerse en contacto con su familia. “No sabemos si nuestras familias están bien o no. Como el líder de la nación, todo mi corazón está con la gente, con el país”, explicó el presidente.

Funcionarios en Vanuatu todavía no habían podido contactar con las islas periféricas y estaban tratando de determinar el alcance de la devastación generada por el ciclón, que barrió el país el sábado por la mañana con vientos de hasta 270 kilómetros (168 millas) por hora.

Fuera de la capital, Port Vila, había puentes caídos que impedían viajar en coche incluso por la isla principal, Efate.

Paolo Malatu, coordinador de la Oficina Nacional de Gestión de Desastres de Vanuatu, dijo que se había enviado cada avión y helicóptero disponible a las islas periféricas más afectadas.

“El año en viviendas e infraestructuras es grave”, dijo Malatu. “La prioridad en este momento es que la gente tenga agua, comida y refugio”.

  Comentarios