Mundo

Arabia Saudita en guardia ante negociación nuclear iraní

/

Los temores a que el Irán chiita conserve un programa nuclear potencialmente peligroso incluso tras un acuerdo internacional hacen presagiar que Arabia Saudita, su adversario sunita, buscará dotarse de medios equivalentes.

Independientemente del resultado de las negociaciones entre Irán y las grandes potencias, los riesgos de proliferación nuclear persistirán en Oriente Medio, puesto que la República islámica mantendrá sus capacidades de enriquecer uranio y la posibilidad de relanzar actividades dudosas a más o menos largo plazo, estiman expertos.

Desde hace años, las monarquías árabes del Golfo temen, como Israel, Estados Unidos y sus aliados occidentales, que Irán se dote del arma atómica bajo la cobertura de un programa presentado como únicamente civil.

Mientras en Suiza se abría esta semana una nueva ronda de negociaciones, el influyente príncipe saudita, Turki al Fayçal, advirtió que los países de Oriente Medio, incluido Arabia Saudita, podrían formular exigencias si hay un acuerdo internacional con Teherán.

“Siempre he dicho que sea cual sea el resultado de las negociaciones, querremos lo mismo”, declaró el príncipe a la BBC.

“Si Irán tiene la capacidad de enriquecer uranio a cualquier nivel, Arabia Saudita no será la única en pedir lo mismo. El mundo entero tendrá vía libre para tomar esta dirección sin cohibirse lo más mínimo”, declaró, explicando que se trata de su “principal objeción” al acuerdo contemplado actualmente.

El príncipe Fayçal, hermano del actual ministro de Exteriores, Saud al Fayçal, dirigió durante mucho tiempo los servicios de inteligencia del reino antes de ser embajador en Estados Unidos.

  Comentarios