Mundo

Familias buscan a hijos que se fueron como voluntarios a Siria

Los familiares no dudan de que sus hijos se han afiliado al bando islamista en la guerra que desgarra Siria y tienen consigo un cartel (en la imagen) con las fotos de nueve de los jóvenes y sus nombres.
Los familiares no dudan de que sus hijos se han afiliado al bando islamista en la guerra que desgarra Siria y tienen consigo un cartel (en la imagen) con las fotos de nueve de los jóvenes y sus nombres. EFE

Los familiares de nueve jóvenes británicos y tres sudaneses que estudiaban Medicina en Sudán, han viajado al sureste de Turquía para intentar recuperar a sus hijos después de que estos se fueran a Siria, muy probablemente al autoproclamado Estado Islámico (EI).

En declaraciones telefónicas, Mamoun Abdel Gadir explicó a Efe el viernes que el pasado día 13 su hija Lena envió un mensaje y una autofoto desde Turquía a su hermana en Inglaterra para contarle que se trasladaba a Siria.

“Como grupo de amigos nos vamos a Siria para ayudar a los heridos como voluntarios. No te preocupes”, rezaba el mensaje de la chica, nacida en Yorkshire (Inglaterra).

Sus padres, residentes en Inglaterra, se pusieron en contacto con los familiares de amigos de Lena que estudiaban con ella, y finalmente un grupo viajó a Turquía para intentar rastrear las huellas de sus hijos.

“Enviamos a nuestros hijos a estudiar (en Sudán) para que estuvieran rodeados por su cultura. Pero su decisión de irse a Siria es un choque para todos nosotros. Estamos decididos a no volver a casa si no es junto a ellos”, aseguró Abdel Gadir.

A través de contactos médicos, las familias contactaron con Mehmet Ali Ediboglu, ex presidente del Colegio de Médicos de Hatay (provincia del sur de Turquía) y ahora diputado del Partido Republicano del Pueblo (CHP).

Las familias tienen consigo un cartel con las fotos de nueve de los jóvenes y sus nombres.

Cuatro son mujeres -Lena Maumoun Abdul Qadir, Rowan Kamal Zine El Abidine, Tasneem Suleyman Huseyin y Nada Sami Kadir- y cinco son varones -Ismail Hamadoun, Tamer Ahmed Abu Sebah, Usame Muhammed Bedir, Hisham Muhammed Fadlallah y Sami Ahmed Kadir.

Ediboglu se reunió ayer con las familias en Gaziantep, el centro neurálgico de los refugiados y los movimientos rebeldes sirios en el sur de Turquía, donde se hallan ahora las familias, en su mayoría británicas.

El diputado está convencido de que los doce jóvenes, de los que cuatro son médicos y el resto estudiantes de Medicina del último año de carrera, se encuentran en hospitales sirios cercanos a la frontera turca.

“Seguro que trabajan como voluntarios. Están en hospitales muy cercanos a Turquía porque todos los días alguno de ellos envía un mensaje para decir que están bien. Junto a las familias hemos buscado en varias localidades a lo largo de la frontera”, señaló Ediboglu a Efe.

Explicó que hay numerosos centros sanitarios establecidos en Siria muy cerca de la frontera, o incluso en la misma “franja cero”, para tratar a los heridos allí en lugar de trasladarlos a Turquía, algo que fue habitual en los últimos años pero que ha motivado quejas por saturar los servicios turcos.

Esos centros se mantienen en estrecha coordinación con las unidades de emergencia turcas, que acuden allí para recoger y trasladar a Turquía a los pacientes más graves.

Por eso, Ediboglu confía en localizar a los jóvenes hablando con los conductores de ambulancia y enfermeros turcos: “Podrían saber dónde están”, dijo.

El número de heridos que llegan a Turquía ha aumentado en los últimos días porque se han intensificado los choques entre milicias en Siria, sobre todo alrededor de Tel Abyad, detalló Ediboglu, quien sospecha que allí podrían encontrarse los hijos buscados.

Tel Abyad, a unos 60 kilómetros al este del enclave kurdo de Kobani, y frente al municipio turco de Akçakale en la provincia de Sanliurfa, es desde hace días escenario de encarnizados combates entre milicias kurdas y yihadistas del EI.

  Comentarios