Mundo

El líder hutí acusa a Riad de cumplir la voluntad de EEUU

En un discurso, difundido por el canal de televisión Al Masira, el dirigente del grupo chiita, Al Huti, acusó a Arabia Saudita y a los países que la apoyan de ser “herramientas baratas y sucias” en manos de Estados Unidos e Israel.
En un discurso, difundido por el canal de televisión Al Masira, el dirigente del grupo chiita, Al Huti, acusó a Arabia Saudita y a los países que la apoyan de ser “herramientas baratas y sucias” en manos de Estados Unidos e Israel. AFP/Getty Images

El máximo líder del movimiento chiita yemení de los hutíes, Abdel Malek al Huti, acusó el jueves a Arabia Saudita de cumplir la voluntad de Estado Unidos y el deseo de Israel de atacar a su movimiento.

En sus primeras declaraciones tras la ofensiva lanzada ayer por Arabia Saudita contra posiciones de las milicias, Al Huti dijo que los bombardeos aéreos “revelan la soberbia de Arabia Saudí y su mezquindad”.

En un discurso, difundido por el canal de televisión Al Masira, el dirigente del grupo chiita acusó a Arabia Saudita y a los países que la apoyan de ser “herramientas baratas y sucias” en manos de Estados Unidos e Israel.

“Los bombardeos son un ataque contra el pueblo yemení”, dijo Al Huti, quien calificó la operación militar contra su posiciones de “agresión criminal injusta” e “injustificada”.

Además, denunció que Arabia Saudita no respeta los derechos del Yemen, que según Al Hutí “nunca ha supuesto un peligro para sus vecinos”.

Asimismo, tacho a Riad de ser el “cuerno de Satanás” que ejerce su influencia “malvada” sobre la región.

Al Huti indicó que el objetivo de la operación militar es “la invasión y la ocupación del Yemen”, aunque destacó que el “pueblo yemení no va a ser una presa fácil”.

Hoy mismo, el grupo chiita rebelde de los hutíes, también conocido como Ansar Alá, llamó al pueblo yemení a la “yihad” (guerra santa) contra la coalición integrada por nueve países árabes y Pakistán que participa en dicha ofensiva aérea.

Alrededor de 200,000 personas, entre milicianos y seguidores de los hutíes se manifestaron el jueves en la capital yemení en protesta por la operación militar encabezada por Arabia Saudí, que pretende cortar la ofensiva de los rebeldes chiitas contra Adén, sede del Gobierno del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.

  Comentarios