Mundo

Unicef aboga por "un futuro sin boda infantil" en África occidental y central

En esta foto tomada el miércoles 31 de mayo de 2017, Asimart Nakabanda, de 15 años, cuyo matrimonio infantil fue frustrado por la policía en la boda planificada, y que ahora quiere volver a la escuela para estudiar y luego inscribirse en una escuela de peluquería, discute los eventos en la aldea de Lwamaggwa, cerca de Masaka, en Uganda.
En esta foto tomada el miércoles 31 de mayo de 2017, Asimart Nakabanda, de 15 años, cuyo matrimonio infantil fue frustrado por la policía en la boda planificada, y que ahora quiere volver a la escuela para estudiar y luego inscribirse en una escuela de peluquería, discute los eventos en la aldea de Lwamaggwa, cerca de Masaka, en Uganda. AP

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) aboga por un futuro sin boda infantil“, y llama la atención sobre el progreso gravemente acelerado de esta práctica en África occidental y central, en un informe divulgado el lunes 23 de octubre de 2017 en Dakar.

El informe, titulado “El logro de un futuro sin boda infantil: Enfoque en África Occidental y Central”, revela que, como consecuencia del rápido crecimiento de la población y la alta prevalencia, incluso una duplicación de la tasa de la disminución actual, no sería muy difícil reducir el número de chicas que se casan cada año.


“No podemos continuar dejando que nuestras chicas pierdan su salud, educación e infancia”, declaró Fatoumata Ndiaye, directora ejecutiva adjunta de Unicef, al resaltar que “con las tasas actuales tomará más de 100 años eliminar el matrimonio infantil en la región”.

Según el informe, la prevalencia del matrimonio infantil en África occidental y central ha sido desigual, y aún se encuentra en la edad de 15 años.


Esas regiones africanas incluyen seis de los diez países con mayor prevalencia de matrimonio infantil en el mundo: Níger, República Centroafricana, Chad, Malí, Burkina Faso y Guinea.

“Llevar a las niñas a las escuelas debería ser nuestra principal prioridad. No solo porque ayuda a las niñas de por vida, sino que también ayuda a sacar a sus familias, sus comunidades y sus países de la pobreza”, añadió Ndiaye.


El matrimonio infantil, el matrimonio o unión de niños menores de 18 años, es una práctica nociva que viola los derechos de los niños. Es menos probable que las novias menores terminen la escuela y es más probable que sean víctimas de violencia y VIH, destaca también el informe.

El mismo informe advierte de que “cuando los hijos se casan, sus perspectivas de una vida saludable y exitosa disminuyen drásticamente, y a menudo desencadena un ciclo intergeneracional de pobreza”.

  Comentarios