El museo Internacional de la Reforma ocupa la planta baja y el sótano de un majestuoso edificio del siglo XVII, la Maison Mallet (izquierda), unido a la catedral Saint-Pierre mediante un pasaje subterráneo.
El museo Internacional de la Reforma ocupa la planta baja y el sótano de un majestuoso edificio del siglo XVII, la Maison Mallet (izquierda), unido a la catedral Saint-Pierre mediante un pasaje subterráneo. EFE
El museo Internacional de la Reforma ocupa la planta baja y el sótano de un majestuoso edificio del siglo XVII, la Maison Mallet (izquierda), unido a la catedral Saint-Pierre mediante un pasaje subterráneo. EFE

Ginebra, la Roma protestante

22 de noviembre de 2017 07:50 PM