Mundo

La monarquía británica da la bienvenida a una nueva princesa

/

La recién nacida hizo su primera aparición ante las cámaras aproximadamente diez horas después de su nacimiento, cuando la familia abandonó el hospital de Saint Mary con destino a su residencia del palacio de Kensington.
La recién nacida hizo su primera aparición ante las cámaras aproximadamente diez horas después de su nacimiento, cuando la familia abandonó el hospital de Saint Mary con destino a su residencia del palacio de Kensington. EFE

El príncipe Guillermo de Inglaterra y su mujer Catalina fueron padres de una niña este sábado, cuarta en la línea de sucesión al trono, un nacimiento celebrado con alborozo en Londres.

La recién nacida hizo su primera aparición ante las cámaras aproximadamente diez horas después de su nacimiento, cuando la familia abandonó el hospital de Saint Mary con destino a su residencia del palacio de Kensington.

La niña, cuyo nombre no ha sido desvelado, llevaba un gorro color crema y estaba envuelta en un manto blanco en brazos de su madre, que presentaba excelente aspecto, y al lado del padre.

El príncipe Guillermo introdujo a la niña en la parte trasera de un auto en el que la familia abandonó el hospital y que él mismo condujo, aproximadamente doce horas después de que la madre ingresara para dar a luz.

“Su Alteza Real la duquesa de Cambridge dio a luz a una hija en el hospital Saint Mary de Londres, informó el comunicado que anunciaba el nacimiento.

La niña pesó 3.7 kilos y su padre asistió al parto, que concluyó dos horas y 34 minutos después de que la madre ingresara en el hospital.

“La reina, el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles, el príncipe Enrique y los miembros de ambas familias han sido informados y están muy contentos con la noticia”, concluía el breve comunicado.

El hermano de la recién nacida, el príncipe Jorge, llegó en brazos de su padre por la tarde para visitarla, en una de las raras apariciones públicas del tercer heredero en la línea sucesoria.

Guillermo sacó al pequeño príncipe del coche y juntos caminaron de la mano un momento hasta que lo tomó en brazos y ambos saludaron a la multitud que aguardaba frente a la clínica.

La noticia del nacimiento fue recibida con vítores a las puertas del hospital Saint Mary.

Un pregonero salió de la maternidad para anunciar la buena nueva y, como es tradición, la noticia fue comunicada en un boletín real a las puertas del palacio de Buckingham.

El lunes, la llegada será saludada con más de 100 salvas de cañón.

El primer ministro, el conservador David Cameron, se congratuló por una noticia cuyo impacto en la campaña para las elecciones del jueves es objeto de debate.

“Felicidades al duque y la duquesa de Cambridge por el nacimiento de su hija. Estoy absolutamente contento por ellos”, escribió en Twitter, un salto desde los tiempos en que el gobierno enviaba a su ministro de Interior al parto para certificar que el hijo era legítimo.

Saint Mary, un hospital privado del barrio de Paddington, es cuna de la realeza. Ahí nació Jorge, el primer hijo de la pareja, el 22 de julio de 2013, así como el mismo Guillermo y su hermano Enrique, los hijos de Diana y el príncipe Carlos.

  Comentarios