Mundo

Primer ministro iraquí dice no necesitar tropas extranjeras

/

<cutline_leadin>El primer</cutline_leadin> ministro iraquí Haider al-Abadi declaró el miércoles que no es necesario ni deseable enviar tropas extranjeras a su país para combatir al grupo EI.
<cutline_leadin>El primer</cutline_leadin> ministro iraquí Haider al-Abadi declaró el miércoles que no es necesario ni deseable enviar tropas extranjeras a su país para combatir al grupo EI. AP

El primer ministro iraquí declaró el miércoles que no es necesario ni deseable enviar tropas extranjeras a su país para combatir al grupo Estado Islámico, rechazando rotundamente la idea un día después de que el jefe militar estadounidense señalara que podrían necesitarse sus soldados si fracasan los actuales esfuerzos para combatir a los extremistas.

En la primera entrevista que otorga a medios internacionales desde que asumió el cargo el 8 de septiembre, el primer ministro Haider al-Abadi dijo a The Associated Press que los bombardeos estadounidenses han sido útiles para que el país haga retroceder al grupo extremista suní, pero señaló que llevar tropas extranjeras al país “no está en discusión”.

“No solo no es necesario”, declaró. “No lo queremos, no lo permitiremos. Punto”.

El general estadounidense Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo el martes al Comité de Servicios Armados del Senado que podrían necesitarse soldados estadounidenses en tierra para enfrentar a las fuerzas del Estado Islámico en Oriente Medio si fracasa la actual estrategia del presidente Barack Obama. Esto mientras el Congreso comienza a debatir –en año electoral– el plan del mandatario para ampliar los bombardeos y entrenar a los rebeldes en Siria.

Al-Abadi también exhortó a la comunidad internacional a ampliar la guerra contra los extremistas islámicos a Siria, y no sólo librarla en Irak.

Explicó que la lucha contra esos milicianos será interminable a menos que sean atacados en Siria también. “Es responsabilidad de la comunidad internacional, sobre todo del gobierno de Estados Unidos, hacer algo con el EI en Siria”.

El Estado Islámico se estableció en Irak pero se extendió a Siria, donde ha crecido exponencialmente debido al caos por la guerra civil. Siguiendo su éxito en Siria, los combatientes del grupo extremista –que incluyen a muchos iraquíes– entraron en Irak en junio y tomaron el control de una enorme franja del territorio. El grupo ahora gobierna un enorme trecho que va del norte sirio hasta las afueras de Bagdad.

  Comentarios