Mundo

Feroz ataque de jirafa deja al borde de la muerte a una científica y su hijo de 3 años

Katy Williams con su esposo Sam Williams y su hijo Finn. Ambos padres son científicos de vida silvestre. La mujer y el hijo fueron las víctimas del brutal ataque de una jirafa en Sudáfrica.
Katy Williams con su esposo Sam Williams y su hijo Finn. Ambos padres son científicos de vida silvestre. La mujer y el hijo fueron las víctimas del brutal ataque de una jirafa en Sudáfrica. Cortesía de la familia Williams

Es poco común, pero cuando atacan con sus lagas y potentes patas, pueden matar, especialmente si los agredidos son seres humanos.

Y es que la interacción directa entre las personas y la gran fauna puede conllevar a un ataque por parte de los animales salvajes, incluyendo las llamativas jirafas.

Sucedió en una reserva natural en Sudáfrica esta semana, cuando una jirafa que estaba acompañada por su cría de dos meses aparentemente se sintió amenazada por una científica de Estados Unidos y su hijo de 3 años que residen en la localidad.


Katy Williams, de 35 años, y su pequeño Finn, estaban completamente ensangrentados a merced del feroz ataque del enorme animal, cuando su esposo, el científico británico Sam Williams, quien estaba investigando en las colinas adyacentes, divisó el salvaje ataque, se armó de valor e intercedió para salvar sus vidas.

El ataque se produjo a unas 150 yardas ddel hogar de la familia en Blyde Wildlife Estate, en la región noreste del país, según informes de la prensa local.


El hombre encontró a su esposa e hijo siendo pisoteados por la jirafa. Entonces, la persiguió y el mamífero se ahuyentó, segú informó la abogada de la familia, Marina Brotha, en declaraciones citadas por The Guardian.

Según este diario británico, el gerente de Blyde Wildlife Estate, Rian Cilliers dijo: “Todos estamos conmocionados por este triste incidente y aseguramos a la familia que está en nuestras oraciones”.

A su vez, confirmó que es posible que el comportamiento agresivo del animal se debiera a que estaba junto a su cría.

Sam llamó inmediatamente a los servicios de emergencia. El equipo de rescate médico de Hoedspruit corrió al lugar para intentar ayudar, pero las dos víctimas estaban tan severamente heridas que tuvieron que ser trasladadas a un aeródromo cercano para esperar por dos ambulancias aéreas provenientes de la capital, Johannesburgo, informó el diario The Mirror.


Los cónyuges son ambos científicos con experiencia post-doctoral en campos relacionados con la fauna silvestre. No obstante la brutalidad de la embestida, el investigador británico dijo estar consciente de que no se trata de culpar el comportamiento del ejemplar silvestre.

En un comunicado citado por la prensa de su país, en el que solicitó al público y a los medios respeto a su privacidad, indicó que catalogaba el aterrador encuentro como un “desafortunado acto de la naturaleza” en el cual el animal percibió a su esposa e hijo como una amenaza para su cría.

Siga a Daniel Shoer Roth en Facebook y en Twitter @DanielShoerRoth

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios