Mundo

Ucrania dispuesta a defenderse en caso de fracasar las negociaciones

Miles de manifestantes recorrieron el domingo las calles de Moscú en protesta por la política del gobierno ruso en Ucrania.
Miles de manifestantes recorrieron el domingo las calles de Moscú en protesta por la política del gobierno ruso en Ucrania. AP

El presidente ucraniano Petro Porochenko advirtió el domingo a los separatistas del este del país y a Rusia que Ucrania está dispuesta a defenderse militarmente si fracasa el plan de paz, mientras que en Moscú miles marcharon contra la política injerencista de Vladimir Putin en Kiev.

La advertencia llega tras la firma el sábado en Minsk (Bielorrrusia) de un memorando de nueve puntos que prevé la creación de una zona desmilitarizada de 30 kilómetros de ancho a ambos lados de la línea del frente.

Sin embargo, en nuevo signo de la fragilidad de la tregua, poco después de la firma murieron al menos dos soldados ucranianos y el ejército de Kiev anunció que la zona desmilitarizada sólo será posible con un alto el fuego total en las regiones separatistas de Lugansk y Donetsk.

En una extensa entrevista a las cadenas de televisión ucranianas Petro Poroshenko reconoció que ha habido una “desescalada” en las regiones rebeldes pero que Ucrania “tiene que estar preparada para defender nuestro Estado si el plan de paz no funciona”.

“Tenemos que reforzar nuestras líneas de defensa, nuestro ejército”, dijo el presidente ucraniano, que quiere comprar equipos de vigilancia y radares tras haber recibido la semana pasada la promesa de Estados Unidos de una ayuda de 46 millones de dólares para comprar material y formar al ejército.

Mientras, decenas de miles de personas marcharon el domingo por el centro de Moscú para manifestarse contra los enfrentamientos en Ucrania y contra la presunta complicidad de Rusia en el conflicto.

Un reportero de AP calculó la multitud en unas 20,000 personas.

Los manifestantes entonaron consignas como “No a la guerra” y “La junta está en el Kremlin”, en referencia a la afirmación rusa de que la salida del ex presidente ucraniano fue un golpe de Estado.

Los combates entre fuerzas ucranianas y separatistas prorrusos en el este de Ucrania que comenzaron después del derrocamiento han causado la muerte de más de 3,000 personas. Ucrania y países occidentales afirman que Rusia provee tropas y equipo a los rebeldes, algo que Moscú refuta.

  Comentarios