Mundo

Trató de violarla de nuevo pero ella se vengó brutalmente

Miami Herald

Un hombre violó a una mujer y cuando exigió que se sometiera a más relaciones sexuales amenazándola con que le causaría daño a la hija de ella, la víctima lo apuñaló 61 veces, incluyendo en el pecho y el pene, luego le ató una soga al cuello, amarró el cuerpo a su auto y lo arrastró durante una milla.

Roxanne Eka Peters, de 35 años, atacó a Grant Cassar, de 51 años, con un cuchillo de cocina en su casa en Brisbane, Australia, informó el New York Post citando lo que se dijo sobre el caso en una audiencia en un tribunal.

Peters remolcó el cadáver de Cassar hasta una zanja. Para llegar allí pasó frente a una estación de la Policía, en diciembre de 2015.

El fiscal David Nardone dijo en corte que Cassar irrumpió en la casa de Peters para preparar metanfetaminas y le dijo que si no tenía sexo con él le haría daño a su hija, de acuerdo con el canal 9News de Australia.

Cassar la había violado días antes y por eso la mujer, que es drogadicta, agarró un cuchillo y mientras lo apuñalaba le decía “Tu no me vas a violar”, según el Mirror.

Peters se declaró culpable de homicidio involuntario e interferir con un cadáver y fue condenada a nueve años de cárcel.

El juez David Bod dijo que la violación humillante seguida por las amenazas de Cassar de dañar a la hija de Peters había sido una “provocación significativa”.

“Acepto que el apuñalamiento ocurrió en circunstancias en las que te enfureciste por lo que el difunto te había hecho y te amenazaba con hacerte de nuevo”, dijo el magistrado.

Pero, agregó, ella debería haber buscado ayuda inmediatamente después del apuñalamiento.

“En lugar de eso, usted comienza el proceso de deshacerse cruelmente del cuerpo. Sin duda, su rabia continuó afectando su actitud hacia él”, expresó Bod.

También dijo que el asesinato de Cassar había sido devastador para su familia.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios