Mundo

Más de 84 muertos por inundaciones en la India

Al menos 85 personas murieron y más de 8 millones se han visto afectadas en los últimos días por las fuertes precipitaciones que azotan la mitad norte de la India, informaron fuentes oficiales.

La mayoría de los fallecimientos se produjeron en el estado oriental de Bengala, donde 48 personas perecieron en incidentes como derrumbes, ahogamientos y caídas de rayos, según un comunicado difundido por el Ministerio de Interior indio.

Unos 3.7 millones de afectados se concentran en 9,700 poblaciones de esta demarcación administrativa, bañada por fuertes lluvias a causa de la depresión creada por el ciclón Komen, que tocó tierra el viernes en el vecino Bangladesh.

En el estado nororiental de Manipur, otras 20 personas fallecieron el sábado en un desprendimiento de tierra provocado que destrozó una docena de viviendas y dejó un único superviviente, de acuerdo con la nota.

Las intensas lluvias han dejado también 4 millones de damnificados en el occidental Gujarat y 17 muertos y cientos de miles de afectados en Rajastán y Odisha, en el este y oeste del país, respectivamente.

El Ministerio de Ciencias Terrestres ha anunciado para las próximas 24 horas lluvias con intensidades fuertes o muy fuertes en varios puntos del país.

El presidente de la India, Pranab Mukherjee, lamentó en un comunicado las pérdidas humanas y materiales causadas por las precipitaciones y trasladó su pésame a las familias de los fallecidos.

Las inundaciones son habituales en el sudeste asiático en la época de más intensidad de las lluvias monzónicas entre julio y agosto.

En el peor episodio de los últimos años, el norteño estado de Uttarakhand fue devastado en junio del 2013 por fuertes precipitaciones que acabaron con la vida de 580 personas y dejaron unos 5,700 desaparecidos.

Más de un centenar de muertos por las inundaciones en Pakistán

Islamabad, 2 ago (EFE).- El número de muertos por las inundaciones que azotan Pakistán desde hace dos semanas se eleva ya a 116 y el de afectados a más de 750,000, que se reparten en 2.000 poblaciones diferentes del país, informaron hoy fuentes oficiales.

La mayor parte de los damnificados se concentran en la provincia noroccidental de Khyber Pakhtunkhwa, donde hay 330.000 afectados, y en la oriental Punyab, con otros 280,000 y más de 1,400 pueblos anegados, según el último balance de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA, siglas en inglés).

Casi medio millón de personas han tenido que ser evacuadas en diferentes partes del país, de las que unas 50,000 permanecen en alguno de los 480 campos de socorro establecidos por las autoridades paquistaníes.

La oficina de comunicación del Ejército (ISPR) informó en un comunicado de que las fuerzas de seguridad tienen en marcha operaciones de rescate, además de labores de asistencia a las víctimas de las inundaciones.

La NDMA ha anunciado para las próximas 24 horas tormentas eléctricas y precipitaciones que afectarán especialmente a Khyber y Punyab y ha puesto en alerta por posibles inundaciones a algunos distritos situados en cuencas de ríos.

Hace tres meses, las lluvias torrenciales y fuertes vientos asolaron el noroeste de Pakistán, causando la muerte de cincuenta personas y 200 heridos.

Las lluvias asociadas al monzón dejan cada año importantes daños personales y materiales en los países del sur de Asia.

Las peores inundaciones de la historia paquistaní ocurrieron en el 2010, tras un monzón extraordinariamente intenso, que se sumó a un deshielo estival también especialmente abundante y ocasionó 2,000 muertos y más de 20 millones de damnificados.

  Comentarios