Mundo

Españoles protestan contra ley de seguridad

Miles de personas protestaron el sábado en diversas ciudades españolas contra una nueva ley que impone fuertes multas por delitos como quemar la bandera nacional y protestar junto al edificio del parlamento y otras instalaciones estratégicas.

La ley de Seguridad Pública, que fue aprobada la semana pasada por el parlamento, ha sido fuertemente criticada por partidos opositores y grupos de derechos humanos como un intento del gobierno conservador de enmudecer protestas por su manejo de la crisis financiera en España.

Las mayores manifestaciones del sábado fueron realizadas en ciudades como Madrid, Bilbao y Barcelona, al tiempo que ocurrieron protestas menores en Almería, Granada y Valencia. Algunos manifestantes se cubrieron la boca con cinta adhesiva y llevaron carteles en los que calificaban la medida como “ley de mordaza”.

La nueva ley prescribe multas de hasta 30.000 euros (37.000 dólares) por diseminar fotografías de policías que se considera ponen en peligro a agentes en sus operaciones.

Individuos que participen en manifestaciones junto al parlamento u otros edificios importantes pudieran ser multados hasta 600.000 euros (745.000 dólares) si se considera que perturbaron la paz. Aquellos que insulten a policías pudieran ser multados hasta 600 euros (745 dólares). Quemar la bandera nacional conllevaría una multa de hasta 30.000 euros.

Las protestas concluyeron pacíficamente. La policía en Madrid forzó a los fotógrafos de prensa a mostrar sus credenciales.

  Comentarios