Mundo

Líder de Al Qaida en Yemen amenaza a Francia con nuevos ataques

Servicios / El Nuevo Herald

Oficiales de seguridad escoltan a los rehenes liberados después de que ingresaran a un mercado kosher para terminar con el secuestro. Se oyeron explosiones y disparos mientras los policías ingresaron a la tienda, en París, donde un hombre armado mantuvo como rehenes a al menos cinco personas.
Oficiales de seguridad escoltan a los rehenes liberados después de que ingresaran a un mercado kosher para terminar con el secuestro. Se oyeron explosiones y disparos mientras los policías ingresaron a la tienda, en París, donde un hombre armado mantuvo como rehenes a al menos cinco personas. AP

Una autoridad religiosa de Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA), a la cual pertenecían los hermanos Kuachi, autores de los atentados contra el semanario francés Charlie Hebdo, amenazó a Francia con nuevos ataques en un video difundido el viernes, reveló el centro de vigilancia estadounidense de sitios islámicos (SITE).

“No estarán en seguridad mientras combatan a Alá, a su mensajero y a sus creyentes”, dice al pueblo francés en el mensaje Narit al Nadari, una autoridad de AQPA en materia de sharia, la ley islámica.

Los hermanos Said y Cherif Kouachi, presuntos autores del ataque al semanario satírico “Charlie Hebdo”, y el secuestrador en una tienda kosher en París resultaron muertos en dos operaciones simultáneas de las fuerzas del orden, que pusieron fin a la toma de rehenes, según las primeras informaciones.

Los hermanos Kouachi se habían parapetado en una imprenta en Dammartin-en-Goele, al noreste de París, donde habían tomado un rehén y donde a las 16.55 hora local (15.55 GMT) se escucharon los primeros disparos, acompañados de unas explosiones de lo que parecían granadas de humo.

Cinco minutos más tarde se escuchó una nueva ráfaga de detonaciones.

Agentes del cuerpo de elite de la Gendarmería, el Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN), se subieron al techo de una de las naves.

Los hermanos Koubachi -sospechosos de la masacre del miércoles en “Charlie Hebdo”, en la que fallecieron doce personas- salieron de la imprenta disparando a las fuerzas de seguridad, que respondieron a los tiros de fusiles kalashnikov causando su muerte.

Según las primeras informaciones, el rehén, un hombre de 26 años, salió ileso del asalto, mientras que al menos un policía resultó herido en la operación.

Casi en paralelo, una decena de agentes del RAID, cuerpo de intervención de la Policía, lanzaron granadas en el interior del supermercado judío “Hyper Cacher” para comenzar su asalto, de acuerdo con las imágenes difundidas por la televisión francesa.

Al parecer, tres rehenes murieron, además del secuestrador, Amedy Coulibali, y de una quinta persona, que podría ser un segundo secuestrador, informó la cadena de televisión BFMTV que citó fuentes del Ministerio del Interior.

Orden presidencial

El presidente francés, François Hollande, fue el que dio la doble orden de asalto contra los terroristas que se habían pertrechado en una nave industrial de Dammartin en Goële y en un supermercado judío al este de París.

En una entrevista con el canal de televisión “TF1”, el primer ministro francés, Manuel Valls, señaló que la doble decisión “la tomó esta tarde el presidente de la República conmigo, con el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, con la ministra de Justicia, Christiane Taubira”.

“Habría podido ser más largo y todavía más dramático”, añadió Valls antes de concluir que al final ha habido “un alivio” porque el “destacable trabajo” de las fuerzas del orden ha permitido que los terroristas dejen de causar daño.

El primer ministro advirtió de que Francia todavía puede “sufrir ataques” después del desenlace hoy de las operaciones, una realizada a una cuarentena de kilómetros de París contra los dos presuntos autores del atentado del semanario satírico “Charlie Hebdo”, y otra para capturar al terrorista que había tomado rehenes en un supermercado judío al este de la capital francesa.

Llamado a la unidad

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, abogó por que la Unión Europea (UE) disponga de unos servicios de inteligencia unificados, al igual que ya cuenta con una moneda única o un servicio diplomático común, según afirmó en una entrevista concedida al programa de televisión “Otto e Mezzo”.

“¿Por qué no es posible imaginar disponer en Europa de algo más que la moneda única? Tenemos que ir más allá y contar con unos servicios de inteligencia comunes, además de los servicios diplomáticos”, afirmó Renzi.

En la entrevista, Renzi reiteró “el abrazo de Italia” al presidente francés, François Hollande, como ya hizo en diversas ocasiones en los últimos días en los que Francia ha estado sumida en un clima convulso que comenzó el pasado miércoles con el atentado contra el semanario satírico “Charlie Hebdo”.

Además, hizo un llamamiento a los Veintiocho para que unan sus fuerzas contra el terrorismo porque, subrayó, “no se puede perder la identidad, no se puede tener miedo a salir de casa”.

El jefe del Gobierno italiano también hizo referencia a los hermanos Said y Cherif Kouachi: “Los dos eran franceses y seguramente de pequeños vieron el campeonato francés (de fútbol) o escucharon la música (francesa), pero después se convirtieron en terroristas”, lamentó.

Finalmente, preguntado sobre el riesgo que puede correr Italia de sufrir un atentado terrorista, Renzi afirmó que “no hay señales precisas que adviertan” una “alta probabilidad” en tal sentido, aunque reconoció que su Ejecutivo mantiene “un elevado nivel de alerta”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios