Mundo

Recuperan una de las cajas negras del avión de AirAsia

Miembros del equipo de Crest Onyx se preparan para levantar la cola del avión de AirAsia rescatada del mar de Java.
Miembros del equipo de Crest Onyx se preparan para levantar la cola del avión de AirAsia rescatada del mar de Java. AP

Los equipos de rescate indonesios pudieron recuperar una de las dos cajas negras del avión de Air Asia estrellado hace dos semanas en el mar de Java con 162 personas a bordo, informaron medios locales.

El jefe de la agencia indonesia de rescate Basarnas, Bambang Soelistyo, dijo que el dispositivo que se ha podido llevar a la superficie es el de registro de vuelo, según el diario The Straits Times.

Los equipos de rescate intentan localizar la segunda caja negra que contiene la grabación de las comunicaciones desde la cabina de los pilotos.

Los buzos indonesios que participan en el rescate del avión de AirAsia que cayó en el mar de Java a finales de diciembre encontraron las cajas negras del aparato, aunque no habían podido recuperarlas, dijo el domingo el ministerio de Transportes.

“Los buzos de la armada en el barco ‘Jadayat’ pudieron encontrar este instrumento tan importante, las cajas negras del AirAsia QZ8501”, dijo Tonny Budiono, portavoz del ministerio, quien especificó que no han podido recuperarlas ya que se encuentran bajo los escombros del avión.

Están a una profundidad de entre 30 y 32 metros, señaló en un comunicado.

Los buzos dijeron que tratarían de mover los restos del avión para acceder a las cajas.

Un total de 162 personas viajaban en el vuelo que se estrelló el 28 de diciembre tras despegar de la ciudad indonesia de Surabaya hacia Singapur. Hasta ahora, sólo pudieron recuperarse 48 cuerpos.

El hallazgo ocurrió después de que la cola del avión de AirAsia estrellado fuese rescatada del mar de Java.

Las alertas fueron detectadas en una zona que abarca entre 1.6 a 2.4 millas desde el punto donde se localizó la parte trasera de la aeronave.

Los restos de la cola se rescataron a unos 30 metros (100 pies) de profundidad y fueron remolcados a un barco, donde se izaron a cubierta.

  Comentarios