Mundo

‘Similitudes’ entre el accidente de AirAsia y el del vuelo Rio-París de Air France

El avión de AirAsia que cayó al mar de Java con 162 personas había ascendido a una velocidad excesiva y entró en barrena antes de estrellarse, una situación “similar” al vuelo de Air France entre Rio y París en 2009, según analistas.

El ministro indonesio de Transportes, Ignasius Jonan, dijo a los periodistas el martes que según los datos del radar, el avión “sobrepasó la velocidad límite a la que podía ascender. Y luego entró en pérdida de sustentación aerodinámica”.

Según informaron las autoridades, el avión había alcanzado una velocidad de ascenso de 6,000 pies por minuto (1,800 metros por minuto), inusual para un vuelo de línea.

“En los últimos minutos, el avión ascendió a una velocidad superior a la normal”, dijo Jonan, citando los datos del radar, explicó.

Durante el vuelo QZ8501, que efectuaba el enlace entre la ciudad indonesia de Surabaya y Singapur, el piloto pidió tomar altitud para evitar unas nubes peligrosas, pero no obtuvo la aprobación inmediata por el fuerte tráfico aéreo que había en el recorrido que efectuaba. Poco después, el aparato se precipitó al mar.

Según analistas, esta velocidad de ascenso es en torno a dos o tres veces superior a la que alcanzan los vuelos de línea.

Actualmente, las expertos analizan las dos cajas negras, una, con las conversaciones de los pilotos y la otra, con los parámetros del avión (velocidad, altura, datos de los motores) y deben presentar un informe la próxima semana.

Aunque los analistas insisten en que no quieren sacar conclusiones apresuradas sobre las causas del accidente, sí apuntan a que existen similitudes entre este accidente y el que sufrió el Airbus de Air France en 2009 cuando recorría la distancia entre Rio de Janeiro y París y cayó en el océano Atlántico el 1 de junio de 2009, causando la muerte a sus 228 ocupantes.

“Les similaridades son bastante sorprendentes”, dijo Daniel Tsang, fundador del centro de Aspire Aviation, con sede en Hong Kong.

El vuelo Airbus A330 de Air France enfrentó dificultades en un tormenta tropical, mientras pasaba por una zona de convergencia intertropical, donde se registraba una fuerte densidad de cristales de hielo.

Las sondas Pitot, que permiten determinar la velocidad del avión, se obstruyeron temporalmente, el avión subió muy rápido y luego cayó en picado, hasta estrellarse en el mar frente a las costas de Brasil.

El accidente de AirAsia también se produjo en esta zona de convergencias intertropicales, conocidas como calderos negros, un cinturón que rodea la tierra cerca del Ecuador, donde convergen masas de aire caliente y anticiclones húmedos, conocida por su gran inestabilidad meteorológica.

El ministro había señalo que la velocidad de ascenso alcanzada por el vuelo, era rara “incluso para un avión de combate”.

Para Tom Ballantyne, jefe la publicación Orient Aviation con sede en Sídney, la velocidad de ascenso del vuelo de AirAsia era “simplemente fenomenal”.

“Yo no creo haber oído nada semejante”, señaló, pero precisó que sería raro que la meteorología fuera causa de una ascensión tan rápida.

Sin embargo, dijo que esta hipótesis no podía ser excluida si el avión hubiera encontrado una especie de corriente de aire ascendente que lo hiciera subir miles de pies.

El analista independiente Gerry Soejatman dijo desde Yakarta que si bien la ascensión del avión es un hecho negativo, es muy pronto para tener una idea precisa de la causa del accidente.

“Si bien hay similaridades con Air France, y la meteorología parece ser un factor, no podemos concluir que la meteorología o la formación de hielo fuera la causa” última, destacó.

“Es muy pronto”, afirmó.

Tras el accidente, en el que no hubo supervivientes, los buceadores han logrado rescatar 53 cuerpos y las dos cajas negras.

  Comentarios