Opinión

Contrastes increíbles en Estados Unidos

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton asiste al 39 Simposio Anual de la Black Women's Agenda el viernes pasado en Washington.
La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton asiste al 39 Simposio Anual de la Black Women's Agenda el viernes pasado en Washington. AFP/Getty Images

Por primera vez desde 1967 los estadounidenses están menos pobres. La información, que fue recopilada por la Oficina del Censo, mostró un incremento del 5.2 por ciento en los salarios promedios de los hogares, subiéndolos a $56,500. La recuperación económica no es la esperada, pero sin duda es un gran paso, teniendo en cuenta el cambio de industrias y la globalización que ha atravesado no solo el país sino el mundo. Y claro está, que aparece en medio de la probablemente más reñida y atípica contienda electoral presidencial vista en las últimas décadas.

Esta semana la candidata demócrata Hillary Clinton se enfermó, y primero se pensó era una tos. Ella casi sufre un desmayo en el acto de recordación de los atentados terroristas del 11 de septiembre, y se dijo que había sufrido de acaloramiento. Luego se reveló que fue neumonía. Y empezó la gran intriga en una campaña que ha pasado por innumerables críticas por presuntamente no ser transparente. ¿Estará Clinton en condición de salud para ser presidente?

El jueves, una candidata no totalmente recuperada (se le notaba en su voz) regresó a hacer campaña asegurando que ella está acostumbrada a ser fuerte y que por eso no reposó cuando fue diagnosticada enferma. La salud de los candidatos presidenciales siempre debe ser revelada y debe ser transparente en la nación. La campaña de Hillary Clinton ha debido avisar de la neumonía o gripe, y se hubiesen ahorrado cuestionamientos.

Sin embargo, de estos dos actos noticiosos el más impactante fue un informe de la revista Newsweek, que misteriosamente hizo menos ruido, hasta en la prensa liberal y opositora de Trump, que la salud del candidato que también dijo que revelaría su último examen físico. Se trata de los presuntos negocios de las entidades de Trump con funcionarios de países que hasta han estado involucrados en algún tipo de actividad ilegal. La gran pregunta es: ¿hasta dónde afectaría todos esos negocios a un presidente? ¿Podría afectar la seguridad nacional de la nación?

Según Newsweek, y de acuerdo a una serie de entrevistas confidenciales, la organización Trump socializó para hacer negocios con el dictador libio Muammar el-Qaddafi cuando quisieron hacer un resort en la costa mediterránea. El dictador hubiese ayudado con el financiamiento por medio de una entidad llamada la Autoridad de Inversión Libia. En un comentario de Trump, el mismo candidato aseguró: “Hice mucho dinero con Qaddafi”. Como este negocio ese artículo ha revelado muchos negocios más.

La última encuesta nacional del Washington Post muestra a Hillary Clinton en empate virtual con Donald Trump, y la última noticia que circulaba en Estados Unidos al cierre de esta columna, era un anuncio que el magnate haría acerca del que él creía era el lugar de nacimiento del presidente Obama. Mientras tanto, hay 146 millones de niños con hambre en el mundo, según la UNICEF. No perdamos el tiempo. Ya ha sido probado que el presidente Obama nació en Hawai, ¿sí?

Periodista y presentadora de televisión y radio.

Siga a Sabina Covo en Twitter: @ sabinacovo

  Comentarios