Opinión

Una carta a mi amigo independentista en Barcelona

Mi querido Francesc: Como buenos amigos y porque te aprecio te hablaré con sinceridad. Te he bloqueado de WhatsApp después de tu bombardeo de 32 mensajes a las 3 de la mañana con tus últimas teorías un tanto dementes de la independencia. Entiendo tu ansiedad, el momento no es para menos. Para esos desvelos recomiendan el Xanax.

Por otra parte te he enviado un par de emails – uno, “Felicidades” con el discurso del Rey desenmascarando la farsa del referendo inconstitucional, y que cambió la dinámica. Ante la falta de valor de Rajoy el Rey puso, digamos los puntos sobre la mesa. Y el de hoy, ‘Jaque Mate al President’. Ustedes están en un callejón sin salida. El momento que vivimos es la culminación de los hechos que el Rey propulsó.

Desde el referendo de octubre primero y después del discurso del Rey fracasó la huelga que ustedes trataron de organizar, hubo una marcha de un millón pro España en contra de la independencia en Barcelona, se han marchado más de 500 de las más importantes empresas de Cataluña, la Unión Europea y los aliados de España todos han rechazado la idea de reconocer el separatismo, el PSOE ha aceptado implementar el artículo 155 de la constitución junto a Partido Popular y Ciudadanos, garantizando que si el president Puigdemont no retracta la declaración de independencia el gobierno anulará la autonomía y tomará el poder directamente en tu patio.

Mirando estos eventos me doy cuenta que todas las razones que te expuse el día que cenamos en el Club Náutico por lo que yo no le veía lógica al proceso independentista, era porque en realidad no tiene lógica. Y ya el presidente de la Unión Europea, Jean Claude Juncker, ha dicho que no quiere independencia para Cataluña y por ende que no cuenten con él para mediaciones. Eso le quita a tu causa la última baraja. Entonces seré muy torpe, pero caramba, ¿es que no juegan ajedrez los catalanes?

El daño que le han hecho a Cataluña y también a España es significante. Y han despertado el nacionalismo de los españoles sobre todo los de Cataluña, que son mayoría en una elección bien llevada. O sea, están en peor posición ahora que hace dos semanas. Entonces lo tenían todo. Puede que se queden sin nada si Madrid desactiva la autonomía e interviene Cataluña y hace elecciones en Cataluña. Creo que es hora de quitarse los pantalones y retractar la declaración de independencia. Y es que no veo a Mas ni a Pudgemont ni a Junqueras de mártires. Son próceres de viajar en Audi y tomar champagne en vez de cava. ¿Te puedes imaginar a la andaluza Inés Arrimadas, la líder del grupo de Ciudadanos del Parliament en Barcelona, de President de la Generalitat? Ustedes son los únicos responsables si es que sucede.

Bueno, te confieso que me enciende la sangre todo esto porque veo la corrupción y la avaricia de los llamados padres de la patria, Jordi Pujol y compañía, como raíz de todo esto y las víctimas son los siete millones de catalanes que han caído en la trampa del nacionalismo enfermo que ha envenenado un lugar tan querido.

Un abrazo,

Roberto

Roberto Fabricio es un periodista cubanoamericano que ha vivido en Barcelona, a donde viaja frecuentemente.

robertofabricio@gmail.com

  Comentarios