La joven Arleti Belet espera la llegada de clientes en su puesto de sándwiches en La Habana, el pasado diciembre.
La joven Arleti Belet espera la llegada de clientes en su puesto de sándwiches en La Habana, el pasado diciembre. Franklin Reyes AP
La joven Arleti Belet espera la llegada de clientes en su puesto de sándwiches en La Habana, el pasado diciembre. Franklin Reyes AP