Opinión

Oscura lista

Michael Cohen, ex abogado del presidente Trump, sale del tribunal federal en Nueva York el 21 de agosto. Cohen implicó al mandatario en una financiación ilegal de la campaña.
Michael Cohen, ex abogado del presidente Trump, sale del tribunal federal en Nueva York el 21 de agosto. Cohen implicó al mandatario en una financiación ilegal de la campaña. AP

He aquí una lista: Paul Manafort, gerente durante varios meses de la campaña Trump-Pence, fue declarado culpable en 8 de los 18 cargos que le había imputado el Departamento de Justicia, y que incluyen fraude fiscal, fraude bancario y ocultamiento de cuentas en el exterior; la suma de estos delitos da para 240 años de condena.

Sigue: Michael Cohen, durante años abogado y reparador de entuertos del actual presidente, se declaró culpable de financiación ilegal de la misma campaña y afirmó bajo juramento que lo hizo por orden del entonces candidato; les pagó a dos mujeres para silenciarlas sobre sus relaciones con el actual presidente. Hay más: A David Pecker, editor en jefe de la compañía dueña de la publicación National Enquirer, se le ha concedido inmunidad, lo que, palabras más palabras menos, significa que contará a los fiscales federales cómo su revista recibió el pago de Cohen, y con éste compró la historia a las dos mujeres, para en lugar de cumplir con su obligación de medio de comunicación y divulgarla, enterrarla, y así favorecer al candidato. Sigue: Allen Weisselberg, Director Financiero (CFO, por sus siglas en inglés) durante muchos años de la organización Trump, también recibió inmunidad, para que informe sobre los pagos a los que se refiere Cohen.

Eso pasó esta semana. Y no estoy incluyendo las revelaciones de Omarosa Manigault, exasesora de la Casa Blanca para el gobierno actual, que al sentirse traicionada porque la botaron de su puesto, ha encendido un abanico de revelaciones, algunas con grabaciones incluidas, sobre intentos de compra para silenciarla y el racismo de su exjefe.

Señoras y señores, el Realismo Mágico le ha dado paso a este nuevo Reality Americano en que han convertido la institución más respetada de la nación: la presidencia.

Y lo impresionante es que en toda esa extensa lista, todavía no he mencionado lo más grave de todos: la trama rusa.

Se me olvidaba, a uno de los primeros congresistas en apoyar al actual presidente cuando era candidato, Duncan Hunter, representante republicano por California, y a su esposa Margaret, la fiscalía les ha presentado cargos, acusándolos de indebida utilización de fondos de campaña y la presentación de registros falsos. Con estos dineros, la pareja se pagó vacaciones a Hawai e Italia, compraron videojuegos, el esposo contrató a la esposa como gerente de su campaña con un sueldo más alto que el que declaró, entre otras. Anteriormente, otro de los primeros en apoyar al candidato Trump, Chris Collins, representante republicano por Nueva York, había sido arrestado con cargos de abuso de información privilegiada, relacionados con sus inversiones en una empresa biotecnológica australiana.

Y cuando ya se cree que se ha llegado a lo máximo, cuando parece que se ha tocado el límite, el presidente dice en una entrevista que las delaciones, una de las mejores herramientas contra el crimen de la que se vale la justicia, deberían ser prohibidas, y de pasó alaba a Manafort en detrimento de Cohen, por aguantar sin delatarlo.

La elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos parece estar sacando a la luz una parte muy oscura y hasta ahora oculta del país: jefes de medios de comunicación que entierran historias, abogados que utilizan su conocimiento de la ley para pagar sobornos e intimidar testigos, hombres de negocios que se han hecho millonarios valiéndose de fraudes, trabajadores que solo al ser despedidos muestran los jefes antiéticos para los que trabajaban y el presidente agitando su poder de perdón para que no lo delaten.

No creo que esto sea el gobierno que los ciudadanos de ningún país se merecen.

Escritor colombiano.

Su novela más reciente es La Actriz, a la venta en Amazon.

Siga a Pedro Caviedes en Facebook: @pedrocaviedesautor

  Comentarios