Opinión

Candidatos en Florida deben comprometerse con la estadidad para Puerto Rico si quieren nuestro apoyo

Un grupo de puertorriqueños se reunió en La Pequeña Habana de Miami para recolectar ayuda humanitaria para las víctimas del huracán María en Puerto Rico, en septiembre de 2017.
Un grupo de puertorriqueños se reunió en La Pequeña Habana de Miami para recolectar ayuda humanitaria para las víctimas del huracán María en Puerto Rico, en septiembre de 2017. rkoltun@miamiherald.com

Las primarias en el estado de la Florida terminaron la pasada semana. Tanto el Partido Republicano, como el Demócrata ya han seleccionado sus candidatos oficiales para la gobernación del estado, así también como para el Senado y la Cámara de Representantes federal, entre otros.

Si los ganadores desean el apoyo de la comunidad puertorriqueña en noviembre, estos tienen que comprometerse con la admisión de la isla como el estado 51 de la nación; cualquier otra cosa será inaceptable.

Los candidatos tienen que tomar en cuenta las necesidades de nuestra comunidad porque por primera vez en la historia, los ciudadanos americanos del territorio de Puerto Rico tendrán la oportunidad de influenciar directamente los resultados de una elección nacional. Lamentablemente ese poder descansa ahora con aquellos puertorriqueños viviendo en el llamado “Estado del Sol”, y no en su tierra. Es por eso que necesitamos la estadidad ahora, nos corresponde tener los mismos derechos que cualquier otro ciudadano americano en los estados.

El creciente poder político de los puertorriqueños en la Florida, representando casi un millón de personas, o el 29 por ciento del total de votos hispanos en el estado, puede muy bien decidir la elección, tanto a nivel estatal como nacional. Esto significa que los candidatos aspirando a llegar a Tallahassee en enero de 2019, el republicano Ron de Santis y el demócrata Andrew Gillum, deben dedicar tiempo y energía a atender nuestra comunidad.

Antes de endosar alguno de ellos, cada candidato tiene que expresar públicamente su posición en relación con la admisión de Puerto Rico. Nosotros no vamos a aceptar nada menos que eso.

En la importante contienda al escaño en el Senado federal, el actual gobernador Rick Scott, se ha manifestado a favor de que el Congreso otorgue a los puertorriqueños la igualdad de derechos mediante la estadidad. Él ha sido claro al decir que el único camino para que los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico logren una mejor calidad de vida es a través de la admisión. Nuestra comunidad en el estado de la Florida sabe de esta posición. Mientras, el Senador Demócrata Bill Nelson, quien no enfrentó un candidato en primarias, todavía no ha sido tan claro sobre el asunto.

Interesante de por demás, el control del Senado federal pudiera recaer en el resultado de la contienda en el estado de la Florida y los puertorriqueños pueden decidir la misma.

En el lado de la Cámara, de los 27 escaños en la Florida, apenas entre dos a cinco están realmente en juego este otoño. De esos, el Distrito 26, actualmente en las manos del representante Carlos Curbelo (republicano) y el Distrito 27, son los mas interesantes. El 27 se encuentra localizado en el área del condado Miami-Dade, el cual ha visto una infusión continua de puertorriqueños desde el año pasado, particularmente debido a la destrucción causada por el huracán María en septiembre de 2017.

Esta misma premisa aplica, a un poco menor escala, al 26, un distrito predominantemente demócrata, pero que actualmente está bajo el mando de un republicano. Para ganar cualquier de estos escaños, los candidatos necesitan todo el apoyo posible, es por eso que nuestra comunidad será un factor importante en las contiendas.

Por eso le pido a los puertorriqueños viviendo en la Florida que no acepten más ninguna promesa o discursos ambiguos de parte de los candidatos, únicamente una posición clara y contundente a favor de la estadidad para la isla puede ser aceptada.

Este es la primera vez en la historia que podemos cambiar el rumbo de la elección presidencial de 2020. Tenemos una oportunidad histórica de alterar la composición del próximo Congreso, seleccionando los hombres y mujeres que apoyaran la admisión, el justo y debido camino para todos los ciudadanos americanos en Puerto Rico. No podemos, no vamos a aceptar nada menos que eso.

Los ciudadanos americanos en Puerto Rico han sufrido más de un siglo de dominio colonial de parte del Congreso y la Casa Blanca; basta ya. Se tiene que tomar acción sobre esto y esta elección marca un paso sin precedentes hacia la meta de la estadidad. El deseo de los puertorriqueños, expresado libre y democráticamente en las urnas en el 2012 y 2017, tiene que ser cumplido.

Carlos “Johnny” Méndez Núñez es el presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico. Twitter: @JohnnyMndez36.

  Comentarios