Opinión

Incendios forestales obligan a un honesto debate sobre el cambio climático

Bomberos y rescatistas trasladan el cadáver de una de las víctimas de los incendios forestales el pasado miércoles, en Paradise, California.
Bomberos y rescatistas trasladan el cadáver de una de las víctimas de los incendios forestales el pasado miércoles, en Paradise, California. AFP/Getty Images

Las impactantes imágenes de los incendios forestales en California han puesto a pensar a gran parte de nuestra sociedad acerca de distintos temas.

Empezando por los cambios climáticos que estamos viviendo en el planeta, la preparación para dichos cambios que ya estamos experimentando, la capacitación de todos los involucrados en disipar los efectos, la prevención, y los gobiernos que deben actuar como, cuando y donde.

Recordemos que Estados Unidos el 1 de junio del 2017 anunció su retiro del acuerdo de París, en donde los gobiernos del planeta acordaron actuar conjuntamente para mitigar el grave problema de la emisión de gases de efecto invernadero. Numerosos científicos han estudiado, y después de esta crisis claramente lo seguirán haciendo, si el cambio climático está incrementando la posibilidad de incendios en zonas como California. Todos, menos un incendio en esta zona, han sido peores que en los últimos 20 años de acuerdo al California Fire Service.

Donald Trump había prometido a sus seguidores durante la campaña a la presidencia que retiraría a Estados Unidos del pacto de París, y que el país de manera independiente se encargaría de su política con referencia al clima, la polución, el calentamiento y demás. Recordemos que muchos de sus seguidores no creen que el hombre tenga incidencia en los cambios del planeta, y muchos hasta niegan el calentamiento global que ha sido científicamente probado.

Mientras los bomberos y la fuerza pública seguían trabajando y poniendo en riesgo sus vidas para salvar otras y apagar los incendios, el presidente Trump encendía otro incendio, pero en las redes sociales, diciendo que retiraría fondos federales de ayuda a California por el mal manejo de la crisis. El presidente en una serie de tuits ha culpado a los jefes forestales, y ha dicho que reciben miles de millones de dólares mal manejados.

Según un muy agudo artículo publicado en la BBC casi un 60 por ciento de las zonas forestales en California son manejadas por el gobierno federal, y en algunos casos por compañías privadas. Recordemos que de su misma banda es por ejemplo el gobernador de la Florida, Rick Scott, que bajo su administración hasta prohibió a su gabinete que se usara el término “cambio climático” en un estado gravemente afectado por distintos fenómenos, como es la Florida.

Las investigaciones publicadas en numerosos portales, y cito aquí al Centro para Clima y Soluciones Energéticas, como un ejemplo de muchos, han mostrado que el calentamiento que causa el derretimiento de nieve ha llevado a condiciones cálidas y secas que incrementan la actividad con fuego en distintas zonas. Para gran parte del oeste de Estados Unidos, las proyecciones muestran que el promedio de 1 grado Celsius de incremento anual puede llevar a Estados Unidos a una subida en incendios de hasta un 600 por ciento en algunas zonas forestales a través del tiempo.

Puede que haya existido falta de prevención, falta de planeación, o mal manejo de recursos de agencias locales, estatales o federales. Pero mucho ojo, sin duda los bomberos han dado todo en California, y ponen en riesgo sus vidas, así como la fuerza pública entra en vigor de manera exitosa cuando hay otros desastres naturales.

¿Debe el gobierno en Washington finalmente abarcar el tema del cambio climático con responsabilidad? Sí. Tanto en el ejecutivo como en el legislativo, y de no hacerlo, se debería ir al judicial. Esto es una triste y dura realidad que está cobrando vidas.

Siga a Sabina Covo en Twitter: @sabinacovo.

  Comentarios