Opinión

¿Qué esperamos de la nueva congresista Donna Shalala?

La congresista demócrata electa Donna Shalala (Florida) llega para una reunión en el Capitolio en Washington D.C., el 15 de noviembre.
La congresista demócrata electa Donna Shalala (Florida) llega para una reunión en el Capitolio en Washington D.C., el 15 de noviembre. AP

Se esperan grandes cosas de la nueva congresista recién electa por el Distrito 27 de la Florida, Donna Shalala. Entre sus metas principales están proteger el Seguro Social, Medicare y a los subsidios para el mercado de salud. También quiere ayudar a los hispanos, propulsar una solución viable para la inmigración y por supuesto, oponerse a cualquier tipo de dictadura.

Considerando su curriculum vitae, vemos que Donna Shalala tiene para esto y mucho más. Fue presidenta de prestigiosas instituciones como Hunter College, Universidad de Wisconsin-Madison, Universidad de Miami, Children Defense Fund y la Fundación Clinton. Además fue secretaria de salud con el presidente Bill Clinton, empezando su gestión con 125,000 empleados y un presupuesto de $539 billones.

Su vasta experiencia ha sido reconocida en forma bipartidista. En marzo del 2007 el presidente George W. Bush la nombró co-chair de la Comisión Presidencial para el cuidado de los soldados estadounidenses que resultaron heridos en combate y regresaban a casa. Posteriormente en junio del 2008, el mismo Bush la condecoró con la Medalla Presidencial de la Libertad.

Donna Shalala viene de imponerse en una elección donde tuvo que batallar con la reconocida presentadora de televisión María Elvira Salazar. Sin duda la labor de María Elvira fue encomiable porque ese distrito tiene una mayoría demócrata de un 20 por ciento y ella terminó perdiendo por 6 por ciento, que pudo ser un 4 por ciento si la candidata independiente Marie Jolie no le arrebatara ese porcentaje.

En todo caso, en esa elección se evidenciaron cinco puntos básicos:

1.- El prestigio político y los antecedentes históricos generalmente prevalecen en los candidatos.

2.- En Miami la falta de dominio del idioma castellano, aunque importante, no es determinante, a pesar que en el distrito el 71.49 por ciento de la población es hispana.

3.- La presencia masiva en los medios no es garantía de triunfo.

4.- Una edad biológica de 75 años o más, no es obstáculo para obtener la victoria.

5.- Una vez más se demuestra que los candidatos independientes, al carecer de una maquinaria partidista, minimizan sus posibilidades de ganar.

Según encuestas independientes en el Distrito 27, la salud y la inmigración están en segundo lugar, después de la economía. Desde el punto de vista gerencial, la visión de Shalala deberá contribuir al buen funcionamiento de la economía. Por ejemplo, como presidenta de la Fundación Clinton, Shalala se especializó en acercar el sector privado a instituciones benéficas con el fin de aportar a causas desatendidas. Y aunque esa Fundación fue atacada, ha logrado concretar 3,500 proyectos en 180 países.

Bajo la óptica de la salud, Shalala combatirá los recortes de propuestos al Seguro Social y Medicare. De igual forma propondrá mantener y aumentar los subsidios para el mercado de salud, de manera tal que la cifra de 25 millones de asegurados continúe en ascenso, disminuyendo en forma efectiva la tasa de mortalidad por los exámenes preventivos ahora incluidos, como la colonoscopía y gastroscopía, los cuáles previamente eran por elección y muy costosos.

Finalmente, ella no concibe un plan de salud sin la cobertura por condiciones preexistentes. Sin duda, una posición inteligente, además de humana. ¿Acaso a todos los enfermos le negarán el seguro por la enfermedad que padecieron? Si así fuera, ¿entonces el seguro es solo para tratar resfriados o eventualidades?

Referente a la inmigración, Shalala defiende a los inmigrantes, particularmente a los hispanos, de los cuáles unos ocho millones han permanecido por más de 14 años en el país. Shalala opina como muchos que la construcción del muro en la frontera con México sería un gasto innecesario ya que el grueso de inmigrantes no ingresan por la frontera. Más bien en su lugar Shalala propone la edificación de una muralla submarina para proteger a Miami del mar y del sobrecalentamiento global, algo con lo cuál coinciden la mayoría de científicos mundiales.

Se trata de una vez por todas de regularizar el estatus de los que están en EEUU y establecer normas para los que pretendan venir en el futuro.

Y nunca estará de más nuestra teoría esbozada por años. Incorporar a los inmigrantes del patio al proceso productivo como trabajadores en fábricas estadounidenses que decidan relocalizarse en EEUU. Al devengar su ingreso bajo la figura de bonos canjeables (no salario), los inmigrantes tras cinco años de trabajos ininterrumpidos podrían obtener un camino a la residencia y posterior ciudadanía. Con esto se combate la inmigración ilegal y el desempleo, a la vez que se estimula la manufactura doméstica.

Estas y otras medidas que seguramente nos sorprenderán, pudieran ser adoptadas por Donna Shalala. No menos se puede esterar de una persona de su nivel.

¡Manos a la obra!

Benjamín F. DeYurre es un economista y periodista. Twitter: @DeYURRE.

  Comentarios