Opinión

Dar gracias por todo lo bueno que recibimos en la vida

Voluntarios organizan bolsas de comida para distribuir el Día de Acción de Gracias, en un Salvation Army en Benton Harbor, Michigan.
Voluntarios organizan bolsas de comida para distribuir el Día de Acción de Gracias, en un Salvation Army en Benton Harbor, Michigan. AP

El Día de Acción De Dar Gracias, es una fecha sagrada tradicionalmente relacionada con la historia de Estados Unidos. Varios siglos han pasado desde que comenzamos a dar gracias a Dios el último jueves de noviembre, un día feriado para que las familias y amistades se reúnan para celebrar tan significativa fecha. Es importante que nuestra nación continúe celebrando aquellas fechas tradicionales que han distinguido a la misma como país creyente y de personas de fe.

La celebración de esta fecha comenzó en 1621 en Plymouth, Massachusetts, por peregrinos y nativos que querían expresar su agradecimiento a Dios, por vivir aquí y por haber logrado una exitosa cosecha.

Los líderes religiosos persuadieron en 1789 al primer presidente de la nación, el general George Washington, a que proclamara públicamente a este día como día de rezar y dar gracias a Dios. La fecha se ha convertido en una fecha nacional observada por creyentes y por aquellos que no los son. Es parte de la historia de la nación.

Es importante destacar que el Día de Acción De Dar Gracias ayuda a unir a todos en la nación, tal como debe de ser, un pueblo unido y agradecido a Dios por todo lo bueno que sus ciudadanos reciben durante todo el año. La fecha inspira fraternidad y hermandad entre nosotros.

Todos los años le doy gracias a Dios por mi salud, la de mi familia y la de mis amistades. Estoy también agradecida al equipo de asistentes en mi oficina, al equipo de administradores encabezado por nuestro Superintendente Alberto M. Carvalho, al igual que a mis estimados colegas en la Junta Escolar de Miami-Dade.

También le damos gracias a Dios por el fuerte apoyo recibido por parte del pueblo en aprobar medidas necesarias autorizando fondos para un aumento en la remuneración de nuestros maestros como también para la seguridad de nuestros planteles de enseñanza. Nuestros maestros hacen una tremenda labor con nuestros estudiantes por lo cual le estamos muy agradecidos, sobre todo por el récord exitoso en mejorar y aumentar significativamente el rendimiento académico de ellos, destacando a nuestro distrito escolar como el mejor en la nación.

Por medio de este evento tan glorioso, debemos todos unirnos en esta gran nación y acabar con las diferencias políticas que nos dividen y que no nos conviene si queremos estar en paz. Trabajemos todos por causas comunes para el bienestar colectivo de nuestro pueblo. Causas que tienen que ver con la salud de todos en general, como el autismo en nuestros niños, la diabetes, el cáncer, la obesidad. Debemos hacer todo lo posible por mejorar el cuidado adecuado de futuras generaciones y de preservar la calidad de vida de nuestros ancianos. En fin, hagamos de la salud, un propósito común de trascendencia internacional.

Finalmente, quiero dar las gracias a los votantes del Distrito 4 por depositar su confianza en mí durante los 22 años que estado sirviendo a nuestra comunidad. Le doy gracias al Señor y le pido que continúe dándome fuerza y dinamismo para continuar trabajando efectivamente a favor de todos en nuestra comunidad.

Perla Tabares Hantman es la presidenta de la Junta Escolar de Miami-Dade.

  Comentarios