Opinión

Los inmigrantes indocumentados tienen derechos en el centro de trabajo

La economía de Estados Unidos depende de los trabajadores indocumentados, al punto que ellos ocupan muchos empleos en las áreas de agricultura, construcción y cuidado infantil.
La economía de Estados Unidos depende de los trabajadores indocumentados, al punto que ellos ocupan muchos empleos en las áreas de agricultura, construcción y cuidado infantil. NYT

Como todos bien sabemos, están atacando a los inmigrantes en Estados Unidos. Han aumentado las detenciones en los lugares que antes se consideraban seguros como los tribunales y las entrevistas de matrimonio, y las redadas en los centros de trabajo han aumentado exponencialmente. En Florida solamente, cientos de trabajadores han sido arrestados y detenidos en meses recientes.

Ante el incremento de la hostilidad contra los inmigrantes, resulta más importante que nunca que los inmigrantes en Estados Unidos comprendan sus derechos, especialmente en el centro de trabajo.

Los patronos de Florida, en concierto con los proveedores de seguros, han comenzado a reportar a los trabajadores cuando se lesionan en el empleo, al parecer como una forma de evitar pagarles la compensación al empleado que justamente les corresponde. Y teniendo en cuenta que con frecuencia se contrata a los inmigrantes para los empleos más riesgosos, las probabilidades de lesionarse es más elevada.

Como abogada que ayuda a los trabajadores lesionados a obtener los beneficios que les corresponden por haberse lesionado en el empleo, yo he visto de primera mano la disposición de las empresas a contratar inmigrantes indocumentados como forma de mano de obra barata, para sencillamente abandonarlos y reportarlos a la Policía de Inmigración (ICE) después que se lesionan en el empleo.

Una investigación reciente de ProPublica reveló la prevalencia alarmante de aseguradoras de patronos que entregan a los trabajadores inmigrantes al estado cuando presentan una reclamación de compensación al empleado. Explotando una ley de 2003 que penaliza el uso de información falsa para presentar una reclamación de compensación al empleado, estas aseguradoras están esquivando la responsabilidad de pagar a los trabajadores lo que les corresponde —los costos de atención médica y las pérdidas de salarios.

La ley exige que tanto los trabajadores documentados como los indocumentados tengan derechos legales, incluso si se les paga en efectivo por su trabajo. La ley de compensación al empleado de Florida define a un empleado como “cualquier persona que es remunerada por un patrono por la realización de cualquier trabajo o servicio... ya esté empleado legal o ilegalmente, eso incluye, pero no se limita a los extranjeros y los menores de edad”. Los tribunales en Florida y en todo el país han mantenido que todos los trabajadores, entre ellos los que puedan ser indocumentados, tienen derecho a compensación al empleado —y a los patronos se les exige que la den.

El estatus migratorio de un empleado en Estados Unidos no prohíbe a los trabajadores indocumentados hacer valer sus derechos legales y contratar a un empleado para proteger esos derechos. Un obrero lesionado tampoco puede ser despedido sencillamente porque han presentado una reclamación de compensación al empleado o porque hayan contratado a un abogado para ayudarles con su reclamación. Los trabajadores inmigrantes lesionados tienen el derecho legal de procurar la ayuda de un abogado.

Para mayor claridad, los trabajadores indocumentados que sufren una lesión no deberán nunca dar a una aseguradora o a ninguno de sus representantes informaciones falsas o engañosas, como por ejemplo un nombre ficticio o un número de Seguro Social inválido. Estas declaraciones falsas se consideran fraude y a un obrero lesionado no solamente se le pueden negar los beneficios, sino que puede ser arrestado por fraude, por robo de identidad o ambos.

Sin embargo, incluso si el obrero lesionado proporcionara información falsa, como por ejemplo un número de Seguro Social inválido en el momento de ser contratado, él o ella todavía puede recibir beneficios de compensación después de la lesión.

Es importante que los trabajadores indocumentados nunca den declaraciones escritas o grabadas a los representantes del seguro o a los profesionales de la medicina sin consultar con un abogado. En el ambiente actual, es conveniente también buscar la asesoría jurídica de un abogado de inmigración o organización local de asesoría jurídica para inmigrantes.

Cora Cisneros Malloy es abogada de Morgan & Morgan en Fort Myers, donde se especializa en compensación al empleado y representa a trabajadores hispanohablantes.

  Comentarios