Opinión

Todos los caminos conducen a ‘Roma’, la de Alfonso Cuarón

Fotograma cedido por la producción de la película “Roma” de Alfonso Cuarón donde aparece la actriz Yalitza Aparicio como Cleo y Marco Graf como Pepe, durante una escena de la misma.
Fotograma cedido por la producción de la película “Roma” de Alfonso Cuarón donde aparece la actriz Yalitza Aparicio como Cleo y Marco Graf como Pepe, durante una escena de la misma. EFE

Sintonizo uno de esos programas matutinos de la televisión nacional americana, no menos insulsos que los hispanos, y acaban de dar a conocer las nominaciones de los premios Oscars.

Entre los concurrentes, dos presentadores afroamericanos y dos críticos de cine blancos. Lo primero que se les ocurre a estos señores, calibrando con mucho cuidado sus palabras, es encomiar a Black Panther, una película de superhéroes, sin enjundia, de puros buenos y malos, sustentada en los efectos especiales, lo cual ya no es una cualidad que marque la diferencia.

Trataban de ser políticamente correctos, los comentaristas impolutos porque es la primera vez que el género lo protagonizan actores negros y había sido un éxito de taquilla inusual. ¿Pero acaso no es el propósito de la Academia que concede los premios distinguir la excelencia? Eso de incitar la cuota, congraciarse con las etnias, o cualquier otra razón extra artística, suena a manipulación y mediocridad.

Por suerte, fue solo la primera impresión que tuve de los atribulados críticos televisivos con sus obligaciones editoriales y corporativas, porque lo cierto es que una película mexicana en blanco y negro, melancólica y nostálgica, y otra que retrata con sarcasmo las trapisondas de una corte inglesa, The Favourite, merecieron, respectivamente, 10 nominaciones en las más importantes categorías.

A diferencia del año pasado, donde todos los pronósticos apuntaban al “hombre rana” de Guillermo del Toro, en esta ocasión, los pitonisos del séptimo arte tienen una dura tarea por delante.

Todo parece indicar que la cuarta versión de Nace una estrella, otrora favorita, se disipa, como debe ser. A Hollywood le fascina que le canten loas, pero en esta ocasión no mordió la carnada por resultar muy obvia: la historia vuelta a contar mediante dos superestrellas, sin trasfondo, un drama chato y manipulador. Ciertamente aburrido.

Cosas inusuales sucedieron en estas nominaciones, como si la Academia quisiera sacudirse controversias que la han menoscabado: “todo muy blanco”, “no hay mujeres dirigiendo”, “dónde están las minorías representadas”. La respuesta en esta ocasión ha sido como un mentís rotundo a tantas atribulaciones políticas.

Cold War, una esmerada película polaca, anticomunista para más señas, no solo se coloca en la categoría de mejores filmes extranjeros sino que distinguen a su director, el ya oscarizado Pavel Pawlikowski, por Ida (2013), otra obra extraordinaria, además de reconocerla con una tercera nominación por su exquisita fotografía en blanco y negro.

Paradójicamente, Roma, hablada en español y mixteco, mereció tres de las mismas nominaciones recibidas por Cold War. Ambas como mejores filmes extranjeros, fotografía y dirección. De un plumazo, la Academia se vuelve inclusiva y mucho más cosmopolita como reclaman los nuevos tiempos.

Una especulación salomónica, para la noche de las premiaciones, el próximo 24 de febrero, sin presentador aún ante la renuncia súbita de Kevin Hart, sería concederle a Roma el Oscar de mejor película, así como el de mejor director, y reservar para su más cercana contendiente, Cold War, el premio al mejor filme extranjero.

Roma ostenta, además, otras curiosidades: empata con Crouching Tiger Hidden Dragon (2000), como el filme extranjero con más nominaciones y es la primera película estrenada en una plataforma de streaming que alcanza el honor de ser nominada en varias categorías.

Roma también convoca esta peculiaridad: es la primera vez que una mujer indígena, resulta nominada como mejor actriz. La principiante Yalitza Aparicio, quien es maestra de primaria en la vida real e interpreta a la empleada doméstica Cleo, ya se codea con estrellas de impecables carreras como Glenn Close, sin duda la favorita para este premio, luego de seis intentos fallidos.

  Comentarios