Opinión

Las deudas abrumadoras de los estudiantes

El empresario y filántropo Robert F. Smith se comprometió a pagar los préstamos estudiantiles de más de 300 graduados de Morehouse College en Atlanta. En la foto, Smith da el discurso de honor en la ceremonia de graduación 135 de esta universidad, el 19 de mayo de 2019.
El empresario y filántropo Robert F. Smith se comprometió a pagar los préstamos estudiantiles de más de 300 graduados de Morehouse College en Atlanta. En la foto, Smith da el discurso de honor en la ceremonia de graduación 135 de esta universidad, el 19 de mayo de 2019. TNS

A diario en los predios de Miami Dade College se escuchan anécdotas de las motivaciones que llevaron a nuestros estudiantes a estudiar una carrera universitaria. Sin embargo, muchas personas que anhelan ir a la universidad ven sus aspiraciones truncadas por temor a las abrumadoras deudas que pueden llegar a enfrentar tras sus graduaciones.

Según la publicación Forbes, la deuda estudiantil en Estados Unidos se elevó a $1.5 billones, marcando así una cifra récord en 2019, y como no deja de sorprender, el estado de la Florida figura cuarto en la lista con más prestamistas. Por otro lado, un reporte de Consumer Reports indica que el 44 por ciento de las personas que obtuvieron asistencia para pagar la universidad tuvieron que recortar los gastos diarios para poder cubrir sus préstamos. El 37 por ciento atrasó los ahorros para la jubilación, el 28 por ciento retrasó la compra de una casa y el 12 por ciento dilató incluso el matrimonio.

Por eso cuando el multimillonario y filántropo Robert F. Smith, durante el discurso de graduación de Morehouse College en Atlanta, sorpresivamente anunció que asumiría los préstamos estudiantiles de más de 300 alumnos lo que equivale a $40 millones, no solamente acaparó los titulares de la prensa nacional e internacional sino los graduados, familiares y todos los presentes no dudaron en expresar su júbilo y agradecimiento.

Acciones como esta son dignas de destacar. Y entiendo el aliciente que recibieron los nuevos graduados. En Miami Dade College, más del 60 por ciento de nuestros estudiantes son de bajos ingresos y la mayoría de las veces se ven en la disyuntiva de obtener una educación superior o ganarse el sustento diario.

Sin una solución real en el horizonte para disminuir las exorbitantes deudas académicas, instituciones como el Miami Dade College son la única vía para evitarlas.

Por eso, más que una misión, es mi religión luchar por un sistema de educación de alta calidad y asequible para todos, porque estoy plenamente convencido que un título universitario es imprescindible para el mercado laboral actual y es el boleto a una mejor vida. Pero no todas las personas tienen las mismas oportunidades, las mismas historias, las mismas posibilidades.

Miami Dade College es el modelo universitario de excelencia del siglo XXI. Nuestra institución garantiza una vía de acceso seguro a una educación superior de alta calidad al mismo tiempo que evita las deudas excesivas. Además, continuamos trabajando con métodos académicos trasformadores que preparan al estudiantado a desarrollar las destrezas que se necesitan para enfrentar los desafíos de la economía actual.

El precio de la matrícula de Miami Dade College es extremadamente bajo y existen numerosas opciones de ayuda financiera donde más del 80 por ciento de los estudiantes califican. La mayoría se gradúan sin deuda.

Con más de 300 programas de estudio en un sinnúmero de campos académicos, alianzas con compañías de renombre y consejeros calificados, Miami Dade College es el salvoconducto a una mejor vida sin el agobio de las deudas estudiantiles.

Visite nuestro sitio web: www.mdc.edu para explorar todas las opciones de ayuda financiera que tenemos a su disposición y al de su familia, y no se desanime a prepararse profesionalmente.

Eduardo J. Padrón es el Presidente del Miami Dade College.

  Comentarios