Opinión

Los peajes reducen el salario en la Florida

Vista del peaje en Snapper Creek Expressway, uno de los cinco peajes administrados por Miami-Dade Expressway Authority.
Vista del peaje en Snapper Creek Expressway, uno de los cinco peajes administrados por Miami-Dade Expressway Authority. Especial para el Nuevo Herald

Si tu ganas un salario de $2,000 mensuales y pagas unos $300 por peaje, $158 por las “camaritas” y $100 por multas de estacionamiento, realmente tu ingreso mensual es $1,442.

Por supuesto, estos pagos que deben hacer los ciudadanos (y turistas), no son otra cosa que impuestos que en teoría deberían ser utilizados para ampliar las vías de comunicación, su acceso a ellas y el adecuado alumbrado que deben tener para no permanecer en penumbras como se encuentran ahora la mayoría.

Esto de ampliar constantemente las autopistas y carreteras es una necesidad perpetua ya que el tráfico de automóviles continuará creciendo. Se sabe que tradicionalmente los trabajos de mejoras y expansión de las vías son financiados a través del impuesto a la gasolina, algo por demás lógico ya que el combustible es la razón de ser de las vías de comunicación. Esto puede cambiar en la medida que se manufacturen más vehículos eléctricos, en cuyo caso el impuesto se trasladaría al sector energético.

Actualmente se dice que la propagación de peajes por doquier obedece a que los vehículos modernos consumen ahora menos gasolina y por lo tanto su impuesto ha disminuido. Sin embargo, esto no es real, sino todo lo contrario, sigue aumentando mes tras mes, como veremos a continuación.

EEUU es el país con mayor cantidad de vehículos en circulación. Para el año 2015 se calculó que habían más de 300 millones de autos en el país. Extrapolando por la cantidad de habitantes para la fecha se presume que para entonces unos 19 millones de vehículos transitaban en la Florida, de los cuáles más de 2,546,000 los hacían en el Gran Miami.

Haciendo un cálculo conservador, si los 205 dealers de carros que existen en el Gran Miami venden en average 150 automóviles nuevos mensuales cada uno, ello significa unos 30,750 nuevos vehículos que entran en circulación cada mes.

Hace varios años realicé un estudio donde determiné que unas 12,000 personas arribaban diariamente a Miami con la intención de quedarse a vivir en la ciudad. Si a esto le añadimos la cantidad de venezolanos que han llegado en los últimos dos años, veremos el por qué la demanda de automóviles continúa en ascenso.

Desvirtuando en consecuencia el concepto de la disminución en el consumo de gasolina, es saludable dar a conocer que el Departamento de Transporte de la Florida (FDOT), generó en peajes en el 2018 unos $430 millones solamente en Broward y Miami-Dade. También es importante detallar que la empresa encargada de facturar los peajes de SunPass ganó su contrato de $600 millones en el año 2014.

En enero de este año arrancó un proyecto de construcción de autopistas para el rediseño de la interestatal 395, valuado en su etapa inicial en $800 millones. El proyecto en cuestión abarca secciones importantes de la I-95 y la 836, por lo que las demoras en el tráfico no se harán esperar. Ojalá que este proyecto termine en su fecha pautada del otoño del 2023, algo muy dudoso por cierto.

La demora en el tráfico es otra de las dificultades que el empleado debe afrontar. ¿Cuántas horas-hombre se pierden por este retraso? Sucede que resulta increíble ver como funcionan estas obras. Una gran maquinaria en la vía, con dos o tres trabajadores a lo sumo, mientras la vía está parcialmente cerrada y las filas de vehículos son interminables. La pregunta que muchos se hacen es, ¿y por qué no contratan a 100 personas con 20 máquinas y terminan la obra en días en vez de años como es lo usual?

Sabemos que el trabajo de empatar vías temporales requeriría un cierre total. No obstante, nos preguntamos, ¿pero no sería más rápido que hacerlo en varios años?

También es conocido que a los contratistas les imponen penalidades si no terminan la obra en un lapso predeterminado. Sin embargo, para ellos esto debe ser un riesgo calculado sino no se tomarían tantos años para terminar un proyecto como el de la calle Flager en Miami, que por su demora de tres años arruinó a muchos comerciantes en la zona y obligó a la ciudad de Miami a demandar legalmente al Estado de la Florida.

Otro punto es el proceso de licitaciones para los más de 9,000 contratistas registrados en el área. La pregunta sería, ¿los contratistas que resultan beneficiados son variados, o son regularmente los mismos? Si son los mismos, son los que siempre presentan las mejores condiciones.

Somos de la opinión que los peajes fueron creados para costear la construcción total de una autopista, motivo por el cual cuando sea pagada en su totalidad, su costo por mantenimiento debe ser mínimo, como existía antes de los actuales peajes electrónicos. En ningún caso su recaudación debe ser utilizado para otros propósitos.

Finalmente, es importante aclarar que el empresario emprendedor puede inaugurar una planta que genere empleo. Pero las vías para llegar a ellas, así como todos los servicios públicos inherentes, como hospitales, escuelas, alcantarillado, Policía y Bomberos, siempre han sido responsabilidad del gobierno.

¿Por qué quieren trasladarlo al ciudadano?

Benjamín F. DeYurre es un economista y periodista. Twitter: @DeYURRE.

  Comentarios