Opinión

Juan Guaidó: carta al exilio venezolano

Guaido- Confiar en la solución de mediación es ‘una trampa’

El líder de la oposición de Venezuela, Juan Guaido, dijo en julio 9, 2019 que sería un "error" confiar únicamente en un método para resolver la crisis en Venezuela.
Up Next
El líder de la oposición de Venezuela, Juan Guaido, dijo en julio 9, 2019 que sería un "error" confiar únicamente en un método para resolver la crisis en Venezuela.

Durante décadas Venezuela fue tierra de acogida de millones de inmigrantes, pero en los últimos años hemos pasado a ser más que un país de emigrantes a un país que expulsa a su población, no como consecuencia de un desastre natural, sino de las acciones deliberadas de un régimen opresor que nos ha arruinado como sociedad.

Este ha sido para Venezuela un proceso inédito y muy doloroso, con centenares de miles de familias separadas por la violencia o el desastre económico. Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al menos cuatro millones de venezolanos se han regado por distintas regiones del mundo en busca de oportunidades de trabajo o para iniciar una nueva vida; esa cifra puede aún ser mayor si tomamos en cuenta a nuestros compatriotas que han podido salir con pasaportes de otros países, por ser a su vez hijos o nietos de inmigrantes que un día llegaron a Venezuela y jamás pensaron que a sus descendientes les tocaría repetir esa experiencia.

También hay que contar a todos aquellos que en condiciones desesperadas cruzan todos los días los 2,219 kilómetros de frontera entre Venezuela y Colombia, sin ningún tipo de documentación oficial.

Por los pocos años en el que ha ocurrido, y por su cantidad, este desplazamiento de la población que no tiene precedentes en el continente americano, los venezolanos estamos muy agradecidos con la acogida que nos han dado, en particular nuestros países vecinos, por su apoyo y solidaridad.

La inmensa mayoría de los que componen la diáspora venezolana lo han hecho en contra de sus deseos. Son venezolanos que jamás pensaron abandonar la tierra donde nacieron. Este ha sido un proceso muy doloroso; más que una emigración es un exilio forzado.

En la visita que hace meses hice a Buenos Aires, Argentina, una improvisada pero importante concentración de venezolanos que viven en esa ciudad gritaban una frase que ha quedado grabada en mi mente: “queremos regresar”. Esa expresión resume muy bien el sentimiento de la inmensa mayoría de los venezolanos que se han ido, pues sueñan y trabajan para regresar a su país.

Ese compromiso, ese sentimiento, donde quiera que estén, es sumamente importante para la causa de la libertad y la democracia en Venezuela.

Ustedes son los mejores embajadores que podemos tener para explicar y denunciar ante el mundo la magnitud de la catástrofe provocada por la dictadura en Venezuela. Sostener el apoyo de la comunidad de naciones democráticas es crucial para nuestra lucha, pues en este mundo globalizado el mal y la defensa de las dictaduras también se han globalizado.

No podemos dejar que la opinión mundial desvié sus ojos de lo que ocurre en Venezuela o se deje confundir por la propaganda del régimen y de sus aliados internacionales.

Venezuela es otro ejemplo de que la democracia y la libertad no están garantizadas en ninguna parte del mundo y siempre hay que estar atentos para defenderla. Lo que ocurre en nuestro país es una advertencia para las democracias.

El exilio venezolano ha entendido eso y su compromiso es muy importante para nosotros dentro de Venezuela, pero también para la causa de libertad en el mundo entero. Pero además, el exilio venezolano también es una oportunidad para la tarea que tenemos por delante: reconstruir a Venezuela. La experiencia acumulada al estar en contacto con otras culturas y realidades nos será de una utilidad invaluable.

Estoy convencido que pese a lo duro de esta experiencia que como sociedad hemos vivido en estas dos décadas, renaceremos como un mejor país y ellos, los venezolanos que se ha visto obligados a emigrar a distintos lugares del mundo, darán un aporte fundamental, tal como lo hacen hoy al no olvidar a Venezuela.

Juan Guaidó es el Presidente encargado de Venezuela y Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

  Comentarios