Opinión

Se acerca un evento cósmico que modificará las estructuras

El 12 de enero de 2020 comenzará la primera de la serie de cinco conjunciones de los planetas lentos, la que reunirá a Saturno y Plutón en 22º45´ de Capricornio.

El tránsito de Plutón por Capricornio con sus dificultades y transformaciones forzosas se viene sintiendo estos últimos años en el área económica y profesional de muchas personas y también se han ido reemplazando ideas arraigadas, preservadoras o arcaicas (Capricornio). Lo hemos visto en el terreno político o religioso donde muchos están cambiando sus ideologías o han dejado de seguir a entidades autoritarias. Cada día son más los que no creen en figuras políticas o religiosas.

Los tránsitos de estos planetas no suelen ser pasivos. Analizando sus secuelas por signo en los últimos años podemos ver por ejemplo el tránsito de Plutón por Sagitario entre 1995 y 2007, y su entrada en Capricornio en 2008. Sagitario es un signo que se relaciona, entre otras cosas, con la religión y con lo foráneo, y el tránsito de Plutón por Sagitario enseñó su peor cara con la difusión del fundamentalismo religioso, los flujos migratorios, la globalización de los conflictos bélicos y el terrorismo internacional.

Sagitario también es un signo relacionado con las exuberancias de todo tipo, y en esos años el consumismo desbocado y la ambición de vivir por encima de las posibilidades resultó en algo muy común que llevó a un desastroso endeudamiento de las clases trabajadoras.

Excesos que tuvieron su expresión más tangible en la crisis económica mundial del 2008 con Plutón en Capricornio, en donde se revelaron prácticas económicas maliciosas organizadas por la avaricia sin límites de unos cuantos. Capricornio es un signo que se relaciona con las estructuras sociales, la política y la economía, la entrada de Plutón en este signo hacía vaticinar trascendentales crisis en el terreno de las finanzas y la política, como se había expuesto con mucha anticipación en varios medios astrológicos.

El tránsito de Saturno por Capricornio, un signo material, ha extendido la toma de responsabilidad en los asuntos mundanos, los ideales y la economía. Incluso la sexualidad está pasando por una revisión, lo vivimos por ejemplo con la implantación del matrimonio gay en varios países o también con los cambios que está experimentando el sistema bancario y la economía mundial.

Para tener una idea de lo exclusivo que es, la última vez que aconteció en el signo de Capricornio fue en 1518-1519, recién se había descubierto América y marcó el verdadero comienzo del comercio entre Europa y el Nuevo Mundo, entre ellos la compraventa de esclavos. Sin duda empezó un masivo desplazamiento de personas hacia los nuevos territorios, como lo que hoy Trump llama intrusión, aludiendo a latinoamericanos que emigran a Estados Unidos, huyendo de la violencia y el hambre en sus países.

En el Siglo XX, la conjunción Saturno-Plutón aconteció en 1914 en el signo de Cáncer, indicando el principio de la Primera Guerra Mundial, y tres años después la Revolución Rusa, simbolizaron una ruptura del viejo orden mundial y una nueva realidad social que selló el acontecer de todo el siglo XX.

En 1947, al final de la Segunda Guerra Mundial, volvió a formarse en el signo de Leo, concurriendo con la formación de Israel y el comienzo de la Guerra Fría que terminaría en 1991, el poder mundial se dividió en dos grandes grandes polos: democracia liberal y comunismo

En 1981-1982 la conjunción Saturno Plutón, coincidió con la Guerra de las Malvinas, el estado islámico en Irán se consolidó y murió el presidente soviético Brezniev abriendo la puerta a las reformas de Gorbachov con la posterior caída del comunismo en Rusia, el advenimiento del SIDA que eliminó más personas que muchas guerras, y en el 2001 cuando estos dos planetas estaban en oposición, dos aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas de Nueva York principiando la guerra contra el fundamentalismo Musulmán, que nos llevó a las guerras de Afganistán e Irak.

Observando que la conjunción se producirá en Capricornio, los acontecimientos estarán relacionados con las estructuras de gobiernos, poder y dinero. Las estructuras muy rígidas sufrirán una transformación durante el 2020, así como la seguridad material, el estatus y la autoridad. La conjunción de Saturno y Plutón se viene sintiendo socialmente con el gran colapso de estructuras que ya son obsoletas y tiránicas. Lo que se siente por fuera, sucede por dentro, concretamente en el mundo laboral, en donde tanto tiempo personal dedicamos. El tiempo es regido por Saturno, y cada vez se amplía más la consciencia sobre el valor del tiempo, cada minuto que pasa no regresa.

Puedo decir que los tránsitos de Plutón y de Saturno son transformadores, demandan mucha madurez y conocimiento personal para lograr superarlos de forma positiva. Espero que la humanidad haya tomado conciencia sobre los estragos que generan las guerras y que no se repitan los mismos errores.

Alina Rubi es una astróloga e instructora espiritual que ejerce en Miami. Pueden contactarla al 305-987-3817, astralrain29@gmail.com; Facebook: Rubi Astrologa; Instagram: alinarubiastrology; website: www.abundanciaenergia.com.

  Comentarios