Opinión

El voto hispano es importante para ambos partidos en el 2020

En un año, los estadounidenses estarán considerando sus opciones en la boleta electoral para escoger candidatos desde posiciones al consejo de la ciudad hasta la presidencia. Cada elección es importante y cada votante puede tener un impacto el resultado. Apoyando, votando y eligiendo a los individuos que nos representan en los gobiernos locales y estatales, y nivel federal determina la dirección de nuestra comunidad y nuestro país.

Alrededor del mundo muchos ciudadanos ansían el derecho a elegir a sus representantes y sin embargo los gobiernos opresivos de sus países les niegan este privilegio. Mi país de origen, Cuba, es un ejemplo de una nación donde el votante no tiene derechos y solo existen “elecciones” falsas. Recientemente, vimos la farsa de Miguel Díaz-Canel, el más reciente en la larga línea de dictadores que han abusado del pueblo durante décadas, cuando fue reelegido para continuar la tiranía de los Castro. En un sistema donde un solo partido político es permitido (el Partido Comunista) y ningún candidato realmente compite contra otro, en vez de una elección, es tristemente una selección predeterminada. A través de nuestro hemisferio, ya sea en Venezuela, Nicaragua o Cuba, vemos como muchos pueblos no disfrutan de los derechos garantizados a los ciudadanos de Estados Unidos.

Es interesante notar que muchos latinos naturalizados quienes han huido de regímenes opresivos en sus países natales, ahora serán una parte significante en las elecciones del 2020. El respetado Pew Research Center reporta que hay casi 32 millones de latinos elegibles para votar y participar en las elecciones del año entrante. Por primera vez en las elecciones presidenciales del 2020 los hispanos serán la minoría racial y étnica más grande del electorado. Eso es importante y de gran significado para nuestra comunidad.

En camino a las elecciones del 2020 los candidatos de ambos partidos harán campaña con mucho furor —como debe de ser— por asegurar los votos y la lealtad de los votantes que les pueden dar la victoria. Tomando en cuenta la data del crecimiento del voto latino, muchos consejeros políticos animarán a sus candidatos a elaborar su mensaje en miras de atraer a esta fuerte grupo demográfico de votantes.

Como el ahora senador Rick Scott demostró el año pasado, el voto hispano cruza las líneas partidistas, sobre todo, cuando los candidatos interactúan con la comunidad temprano y a menudo. Aunque los hispanos alguna vez fueron considerados parte de un partido u otro, candidatos que buscan relaciones en la comunidad demuestran que el contacto con los hispanos puede influenciar votos en uno o varios escaños.

Análisis independientes también han mostrado estos resultados. Pew Research indica que el porcentaje de votantes hispanos incremento nacionalmente por doble dígitos en el 2018. En nuestro estado de la Florida datos compilados por Univision demuestran un incremento aún mayor en el porcentaje de votantes hispanos. De acuerdo a sus reportes, hubo un incremento del 81% de votantes hispanos entre el 2014 y el 2018, y entre los votantes jóvenes entre 18-34 años de edad hubo un incremento de dígitos triples. También el reporte mostró que uno de cada tres nuevos votantes inscrito en el 2018 era hispano. Todo esto sugiere que los votantes hispanos, especialmente en la Florida, están entusiasmados y listos para votar.

Aquí en el Sur de la Florida, estamos familiarizados con el estilo de las campañas nacionales para acercarse a nuestra comunidad hispana. Algunos anuncios en los medios latinos, quizás una que otra entrevista radial y la visita de rigor en algún restaurante popular para tomarse el cafecito obligatorio. Sin embargo, ambos partidos deberían de trabajar más arduamente para alcanzar a los votantes de este crucial grupo demográfico. Hemos visto progreso en el lanzamiento de coaliciones enfocadas en los hispanos para entusiasmar a la base política pero, más interacción con los votantes hispanos debería ser la norma y no un notable punto de adelanto.

Los hispanos alrededor de la nación ofrecen perspectivas distintas, así que lograr alcanzar a esta comunidad, particularmente cuando este bloque de votantes incrementa su participación electoral, es buena estrategia para cualquier candidato.

En el 2020, cada uno de nosotros deberá elegir los candidatos que mejor representen nuestros valores. Ya sea un votante conservador, liberal, demócrata o republicano, los candidatos perspicaces usarán cada oportunidad para intercambiar ideas con diversos grupos, incluyendo en español, para llevarles su mensaje de porque él o ella es la persona indicada para tomar las decisiones que nos impactan a todos. En el pasado, muchos candidatos han tomado por sentado el voto hispano como una parte del electorado que se gana con los mismos anuncios para California y la Florida (dos mercados culturalmente distintos), y con programas para llevar a los votantes a los centros electorales a última hora.

En las próximas elecciones los candidatos tendrán la oportunidad de realmente involucrarse con nuestra comunidad. De lo contrario, podrán ser un ejemplo de uno de los dichos favoritos de mi madre, Abu Mandy: “camarón que se duerme se lo lleva la corriente”.

Ileana Ros-Lehtinen pasó casi 30 años en el Congreso representando al Sur de la Florida. Ella escribe una columna mensual para el Nuevo Herald. Envíele sus comentarios a HeraldIleana@gmail.com.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios