Opinión

Mercurio retrógrado, ¡el pequeño travieso!

En términos científicos, Mercurio retrógrado es simplemente una ilusión óptica, desde nuestra perspectiva terrestre aparenta que el planeta estuviera retrocediendo. Mercurio retrógrado está escrito en los libros de astrología desde mediados del siglo XVIII. El evento fue observado en los calendarios agrícolas británicos de la época, y los granjeros lo usaban para sincronizar sus horarios de siembra con los patrones de las estrellas.

Podemos usar la astrología para razonar por qué ciertos temas pueden manifestarse en un momento preciso, y mirar el cielo en busca de respuestas a nuestras lecciones y evoluciones personales. También podemos usar la astrología para disfrutar una modalidad de tiempo diferente al que vemos en nuestros horarios semanales. La astrología nos recuerda que hay momentos para actuar y tiempos para esperar, tiempos para crear y tiempos para descansar, y que esos tiempos existen más allá del almanaque gregoriano.

Si bien muchos aspectos de nuestro mundo moderno se centran en el crecimiento constante y la máxima productividad, la astrología nos recuerda que nuestro mundo natural, el mundo al que todos estamos conectados, prospera a través de energías, enseñándonos que no siempre podemos enfocarnos en una sola dirección.

Los períodos retrógrados son momentos para permitirse reducir la velocidad.

A pesar de que se habla mucho de Mercurio retrógrado, el resto de los planetas retrogradan también. Pero escuchamos mucho más sobre Mercurio retrógrado porque es un planeta que se mueve más rápido, tardando sólo 88 días en orbitar el Sol (compara eso con otro cuerpo celeste, como Marte, que tarda 687 días en orbitar el Sol).

Cuando un planeta está retrógrado, podemos recibir de ese planeta consejos sobre dónde el universo nos está pidiendo que reflexionemos, revisemos o relajemos nuestros esfuerzos en el área de la vida que el planeta rige.

Con Mercurio gobernando nuestros pensamientos, comunicación, viajes e ideas, no es de extrañar que los períodos retrógrados de Mercurio causen tal conmoción a lo largo de cada año, y por qué tantos temen estos tránsitos. En nuestro mundo actual, Mercurio está trabajando horas extras. Todos estamos conectados las 24 horas del día, los 7 días de la semana, comunicándonos a un ritmo sin precedentes. Podemos subirnos a aviones, trenes y automóviles en cualquier momento.

Las cosas que rige de Mercurio nunca se detienen, por lo que los períodos retrógrados de Mercurio pueden parecer retadores. Mercurio quiere un descanso, pero no queremos darle un día libre, y mucho menos las tres semanas que necesita para cada movimiento retrógrado.

Mercurio retrógrado no existe para incorporar el caos en tu vida. No está aquí para sabotear tus planes o bloquear intencionalmente tu computadora. Pero si te sientes desafiado durante la retrogradación de Mercurio, trata de ver la lección más positiva, el universo te está diciendo que te tomes un descanso de tus dispositivos electrónicos, es hora de revisar planes o proyectos o de darte un poco de espacio para respirar, despejar tu mente y descansar.

Cuando nos quedamos demasiado aferrados a nuestras listas de tareas pendientes, o excesivamente apegados a un resultado específico, es fácil perder de vista el hecho de que puede haber diferentes maneras de hacer las cosas. Mercurio retrógrado nos da la oportunidad de dar un paso atrás y ver dónde están las soluciones, quizás exista una nueva puerta disponible que no hemos visto antes.

Astróloga e instructora espiritual que ejerce en Miami. Contacto: 305-987-3817, astralrain29@gmail.com; Facebook: Rubi Astrologa; Instagram: alinarubiastrology; www.abundanciaenergia.com.

  Comentarios