Opinión

BENJAMÍN F. DEYURRE: El efecto Trump en la Florida

Donald Trump
Donald Trump AP

Las “sabias” sugerencias de Donald Trump ya están surtiendo su efecto en la Florida; recientemente fue aprobada por la legislatura estatal una ley que perseguirá implacablemente a los inmigrantes ilegales.

La ley HB675, aprobada por los representantes estatales por una abrumadora mayoría de 80 a 36, obliga a que los gobiernos locales, a través de los agentes policiales, detengan a inmigrantes sospechosos de estar indocumentados.

También requiere que los distritos escolares adopten las acciones pertinentes. Esto es, los maestros tendrían que denunciar a los niños que asistan a la escuela y que no presenten los documentos legales de estadía en EEUU. Y por supuesto, los niños y sus padres ilegales estarían sujetos a deportación.

Las consecuencias inmediatas de estas “nobles e inteligentes” medidas serían, entre otras:

▪ La tasa de criminalidad aumentará debido a que muchos ilegales estarán temerosos de reportar acciones delictivas en curso, tales como homicidios, violaciones, asaltos armados y robos.

▪ Los juicios en corte no tendrán resultados justos ya que las sentencias criminales por delitos graves y otros como estafa, malversación, fraude, lavado de dinero, falsificación, etc., serán mucho mas leves ya que muchos indocumentados se negarán a fungir como testigos.

▪ La actividad comercial agrícola decaerá y el desabastecimiento en algunas hortalizas será evidente.

Muchos ilegales sobreviven en EEUU sembrando y cosechando verduras y frutas, tales como tomates, cebollas y naranjas. Se estima que los trabajadores en estos menesteres son 80% inmigrantes.

En vista que la ley debe cumplirse, estos campos agrícolas serán sujeto de supervisión estatal, lo que hará que los inmigrantes estén ausentes debido a redadas frecuentes.

Al decaer la oferta agrícola, la escasez de productos hará que su precio aumente. La exportación de algunos renglones desaparecerá y por ende afectará el auge que tuvimos en el 2015 cuando se incrementó la exportación de bienes y servicios en un 35%.

▪ La venta de libros y artículos escolares decrecerá. La rentabilidad de los transportes escolares disminuirá al tener menos niños-clientes.

▪ El costo de la fuerza del orden aumentará y con ello los impuestos a los contribuyentes. Para llevar a cabo redadas masivas serán necesarios más agentes y procedimientos más tecnificados.

Como vemos, las “brillantes” ideas divisivas de Donald Trump comienzan a extenderse. La ley pionera antiinmigrante promulgada en Arizona y conocida como la HB1070, que fue respaldada por el sheriff Joe Arpaio en el 2010, fue parcialmente disuelta por la Corte Suprema de Justicia debido a violaciones a la Constitución.

Lógicamente el sheriff Arpaio recientemente manifestó públicamente su apoyo a la candidatura de Donald Trump.

Ambos quieren dividir profundamente a la gran nación americana, por status legal y raza principalmente.

En la Florida, la intervención urgente del Senado estatal realmente puede tener una importancia vital, antes que termine la presente sesión legislativa, a efectos de derogar esta absurda ley HB675.

Además de humana, esta sería una decisión inteligente ya que esta catastrófica ley puede correr la misma suerte que la HB1070 de Arizona: parcial o totalmente disuelta por la Corte Suprema de Justicia. ¿Para qué vamos a absorber el costo que significaría este penoso litigio?

Economista y periodista.

Siga a Benjamín F. DeYurre en Twitter: @DeYURRE

  Comentarios