Editorial

EN NUESTRA OPINIÓN: Un acuerdo bipartidista sobre el Medicare

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.
El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner. Getty Images

En una rara muestra de armonía, la Cámara de Representantes aprobó la semana pasada una medida bipartidista que resuelve un viejo problema con los pagos del Medicare.

La Cámara logró aprobar la medida bajo un acuerdo forjado entre el presidente de la Cámara, el republicano John Boehner, y la líder de la minoría, la demócrata Nancy Pelosi. Sin dramatismo. Sin amenazas de un cierre del gobierno.

“Estamos gobernando de verdad”, dijo con asombro la representante Renee Ellmers, republicana por Carolina del Norte. ¿Cuándo fue la última vez que oímos algo así? Había tanto amor en la Cámara que hasta un republicano le deseó feliz cumpleaños a la representante Pelosi.

La medida, aprobada en la Cámara por votación de 392 a 37, cambia la forma en que se paga a los médicos por tratar a los pacientes del Medicare, bloqueando permanentemente los recortes a los pagos.

Durante los 17 años pasados, el Congreso ha aplazado el tema votando por acuerdos de un año, por un total de $150,000 millones, en vez de trazar una solución permanente que elimine la amenaza anual de las reducciones en los pagos del Medicare y la consiguiente falta de disposición de los médicos a atender a pacientes mayores.

La medida no es perfecta. La Oficina de Presupuestos del Congreso, una entidad no partidista, dijo que los costos de la medida sumarán $214,000 millones en la próxima década, algunos de los cuales provendrán de un mayor déficit presupuestario ($141,000 millones). Eso causó cierta protesta de los conservadores.

Algunos beneficiarios del Medicare, mayormente los que más ganan, tendrían que pagar primas más altas, lo cual no agrada a la AARP, el grupo de defensa de las personas mayores. Los demócratas también querían cuatro años más de dinero extra para el Programa de Seguro de Salud para Niños, que atiende a 8 millones de niños de bajos ingresos, en vez de los dos años que concede la medida.

Pero al final, ambos bandos llegaron a un compromiso porque entendieron que era un buen acuerdo para ambas partes. Esa es la esencia del proceso de legislar.

Ahora la propuesta pasa al Senado, donde el líder de la minoría demócrata, Harry Reid, se ha dedicado a oponerse a todo cuanto planteen los republicanos, pagándoles con la misma moneda lo que hicieron a los demócratas durante seis años.

Los demócratas del Senado protestan porque la medida del Medicare contiene la Enmienda Hyde, que niega fondos federales para abortos. Tampoco nos gusta, pero eso no debe servir para bloquear una buena medida que no cambia la situación de los abortos.

No es el momento de imitar el obstruccionismo que practicaron los republicanos cuando eran minoría en el Capitolio. El Senado debe votar a favor de la medida del Medicare.

  Comentarios