Editorial

EN NUESTRA OPINIÓN: Trump y el dolor por la muerte de un soldado

Myeshia Johnson, la esposa del sargento La David Johnson, caído en combate en Níger, recibe una bandera en el funeral en Hollywood, Florida.
Myeshia Johnson, la esposa del sargento La David Johnson, caído en combate en Níger, recibe una bandera en el funeral en Hollywood, Florida. TNS

La viuda de uno de los soldados norteamericanos caídos en combate en Níger reiteró este lunes que el presidente Donald Trump tuvo problemas para recordar el nombre del militar.

El sargento La David Johnson murió en una emboscada tendida por militantes del Estado Islámico en Níger. Otros tres militares de Estados Unidos y cuatro del ejército de Níger también perecieron en el encuentro.

Johnson era de Miami Gardens.

La representante por el Sur de la Florida Frederica Wilson afirmó que oyó cuando el Presidente le dijo a la joven viuda de Johnson que el soldado sabía lo que le esperaba cuando se alistó en el ejército, pero que de todas formas su muerte era dolorosa.

Este lunes, Myeshia Johnson, la viuda, dijo que la actitud de Trump la hizo llorar y confirmó el relato de Wilson.

“Sí, el presidente dijo que él [el sargento Johnson] sabía a lo que se exponía, pero que igual es doloroso (…) eso me hizo llorar porque estaba muy enojada por el tono de su voz y cómo lo dijo”, aseguró Myeshia en un programa de la cadena de televisión ABC.

La joven aseguró que el Presidente “no podía recordar el nombre de mi esposo. La única forma en que recordó el nombre de mi esposo fue cuando me dijo que tenía el reporte de mi esposo frente a él y ahí fue cuando realmente dijo La David”, indicó.

Trump afirmó en Twitter que tuvo “una conversación muy respetuosa con la viuda del sargento La David Johnson, y mencioné su nombre desde el principio, sin duda”.

La semana pasada, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo que escuchó el final de la llamada de Trump a Myeshia Johnson y que el Presidente había tenido palabras apropiadas y respetuosas. Sin embargo, no dijo que el mandatario nunca pronunció las palabras que hicieron llorar a la viuda. Y explicó que no había una grabación de la conversación.

Este episodio de la llamada del Presidente a la viuda de Johnson quedará como un caso de dos versiones distintas de la misma historia. Pero de todas formas la Casa Blanca esperó casi dos semanas antes de hablar sobre una operación militar en Níger que tuvo un desenlace trágico.

Pensamos que Trump no quiso lastimar a nadie al llamar a la viuda de Johnson, y que sencillamente escogió mal sus palabras. Pero debió haber sido más cuidadoso. Y si como afirma Myeshia Johnson, no recordó inicialmente el nombre del soldado caído, ese fue un gran error para un comandante en jefe de las fuerzas armadas.

Lo que sí sabemos con certeza es que La David Johnson murió combatiendo valientemente contra los terroristas que representan una amenaza mundial, y que merece nuestra eterna gratitud por su sacrificio. Honor al héroe.

  Comentarios