Varias jóvenes esperan para entrar en el club Mangos, en Ocean Drive, el pasado junio. Muchos residentes de Miami Beach se quejan del ruido en los clubes a altas horas de la noche.
Varias jóvenes esperan para entrar en el club Mangos, en Ocean Drive, el pasado junio. Muchos residentes de Miami Beach se quejan del ruido en los clubes a altas horas de la noche. Bryan Cereijo The Miami Herald
Varias jóvenes esperan para entrar en el club Mangos, en Ocean Drive, el pasado junio. Muchos residentes de Miami Beach se quejan del ruido en los clubes a altas horas de la noche. Bryan Cereijo The Miami Herald