Editorial

El alquiler en Miami nos está matando. Necesitamos soluciones

Vista del Paramount World Center en downtown Miami.
Vista del Paramount World Center en downtown Miami. dvarela@miamiherald.com

Hemos estado escuchando las mismas quejas durante mucho tiempo: para los pobres y los de la clase media que en su mayoría alquilan sus viviendas, cada vez es más difícil poder mantener un buen nivel de vida en Miami-Dade. Esto se debe a que el alquiler mensual está consumiendo la gran parte de los salarios. Y no estamos hablando aquí sobre el alquiler de un condominio de lujo frente a la bahía en Brickell. Estamos hablando de un apartamento de una habitación en Hialeah, La Pequeña Habana o Brownsville.

Una extensa investigación del Miami Herald/el Nuevo Herald en la portada de su periódico este domingo, detalla el impacto que el precio inasequible de la vivienda está teniendo en los miembros de nuestra comunidad. Es una verdadera injusticia.

El proyecto detalla cómo llegamos a esta situación y qué podemos hacer para corregir el rumbo. El proyecto es una prueba de lo que has escuchado de tus amigos, familiares y compañeros de trabajo. Siempre hemos bromeado que vivir en el paraíso cuesta dinero, pero esto es ridículo.

La serie es un llamado a la acción para nuestros líderes locales. La Junta Editorial espera que la llamada sea atendida con igual fervor que la llamada para mejorar nuestro problema de tráfico, prepararnos para el aumento del nivel del mar y para la educación de nuestros hijos.

Estas son algunas de las revelaciones de la investigación del Herald: Según el informe de Andrés Viglucci, los expertos recomiendan que el alquiler mensual se limite al 30 por ciento del ingreso mensual antes del pago de impuestos. Un ingreso mensual de $4,000, por ejemplo, pondría su alquiler ideal en $1,200. Siendo realistas, ¿dónde puede alguien, particularmente las familias, encontrar un lugar para vivir por $1,200 en Miami-Dade? Ese apartamento no existe.

Para alquilar un apartamento, debe ganar al menos $4,200 al mes y solo puedes vivir en una ciudad: Lauderhill.

Para alquilar una casa unifamiliar en Miami-Dade, debes ganar al menos $5,800. Esas rentas solo existen en Brownsville, Liberty Square y Allapattah.

¿Por qué es tan importante este fiasco de altos alquileres? Porque esta es una forma de abuso.Vivir con el temor de perder ese apartamento sobrevalorado y terminar sin hogar es un abuso. Piensen en los atrapados en este círculo vicioso: piensen en los pobres, los jóvenes, los viejos y la mayoría de la gente que trabaja, no para salir adelante, sino para pagar el alquiler.

Y esto gotea hacia arriba y hacia los lados, también. Cuando tiene un hijo o un pariente o un padre anciano con un ingreso fijo que ya no puede costear el alquiler que están pagando, otros miembros de la familia tienen que intervenir financieramente, y ahora ellos también están limitados financieramente.

Algunos funcionarios locales han hecho que la creación de viviendas asequibles sea una prioridad. Pero no se ha elaborado ningún plan específico mientras las personas se ahogan por estos altos alquileres.

Como junta editorial, recientemente hemos estado advirtiendo que partes de Miami podrían volverse inhabitables en el futuro debido a la invasión del mar.

Creemos que la falta de viviendas asequibles es un problema más inmediato que debe ser abordado por las autoridades en Miami-Dade y legisladores en Tallahassee.

¿Es hora de una legislación de control de alquileres al estilo de Nueva York? ¿Es necesario subir el salario mínimo del estado para ayudar a que la vida sea asequible para quienes se encuentran en la posición económica más baja? Usted decida si queremos ser una comunidad justa para todos.

Tenemos la esperanza que la investigación del Herald provocará una revolución local para lograr una solución a este indignante problema.

  Comentarios