Editorial

Este año las escuelas de Miami-Dade deben ser más seguras

Alberto Carvahlo, superintendente de las escuelas de Miami-Dade (centro), anuncia que el distrito ha recibido una calificación A por segundo año consecutivo, el 11 de julio de 2019.
Alberto Carvahlo, superintendente de las escuelas de Miami-Dade (centro), anuncia que el distrito ha recibido una calificación A por segundo año consecutivo, el 11 de julio de 2019. cguifarro@miamiherald.com

Las clases comienzan este lunes en el condado Miami-Dade. Lo mismo ocurre con la nueva realidad de mayor número medidas de seguridad implementadas en las escuelas. Este fue un tema importante en la reunión de la Junta Escolar del pasado miércoles.

En caso de que con un atacante armado decida cometer un crimen, ¿estarán las escuelas de Miami-Dade más seguras que el año pasado?

Según el superintendente escolar Alberto Carvalho, la respuesta es sí, a pesar de que ninguna medida es 100 por ciento efectiva a la hora de detener a un agresor armado que está determinado a causar daño.

Nuevamente habrá algún tipo de agente policial o de vigilancia colocado en cada escuela pública en Miami-Dade, como lo exige la ley estatal aprobada después de la masacre en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas que dejó 17 muertos en el 2018.

A solicitud de la Junta Escolar, cada escuela charter también estará protegida por un agente policial tiempo completo. El número de este tipo de agentes se ha duplicado a 400 del año pasado y pronto se agregarán 100 adicionales.

Las escuelas chárter quedaron fuera de esta cobertura general. Tienen sus propios consejos escolares soberanos y tienen la responsabilidad de cumplir con la ley estatal.

Pero los miembros de la Junta Escolar ponen la seguridad por encima de la jurisdicción. “Queremos garantizar la seguridad de nuestros estudiantes sin importar a qué escuelas asistan”, dijo María Teresa Rojas, miembro de la Junta Escolar.

Desafortunadamente, la situación es diferente en el condado Broward, donde las clases comenzaron el miércoles. En una reunión del Comité Especial Marjory Stoneman Douglas, se reveló que cuando comenzaron las clases, al menos 29 escuelas charter todavía no tenían agentes de seguridad asignados a sus planteles.

El jefe de la Policía de Broward, Tony Gregory, dijo que se enteró el viernes 9 de agosto de que 12 escuelas charter fuera de la jurisdicción de la policía no tenían guardias armados y se apresuraron a ver cómo podían ayudar.

Esa fue una decisión inteligente, pero es difícil entender cómo esto pudo ser posible en un distrito y una comunidad que fue sacudida fuertemente por la matanza en la escuela de Parkland.

Gregory dijo que sus policías solo iban a cubrir esas escuelas hasta el viernes. El jefe de la policía tiene derecho a tomar esta decisión, pero también los padres y estudiantes del condado se merecen una explicación de por qué ocurrió este lamentable fallo de seguridad.

En Miami-Dade, la miembro de la Junta Escolar, Marta Pérez, elogió al distrito por las mejoras de seguridad y las 130 nuevas iniciativas del distrito. “Estamos haciendo esto a pesar de que el estado continúa recortando nuestros fondos”, dijo.

Por ejemplo, el distrito ha implementado la medida de “esquinas fuertes”, áreas de seguridad a las cuales un atacante armado no tiene fácil acceso.

Además, se instalaron 1,600 cámaras de seguridad, lo que eleva el número total a 18,000 en todo el distrito. El video que se está filmando puede ser visto por “todos en tiempo real”, dijo Carvalho en la reunión del miércoles.

Eso significa que los funcionarios escolares, la policía escolar e incluso la policía de Miami-Dade podrán ver un incidente en cualquier escuela.

El distrito también ha reforzado dos componentes cruciales más relacionados con la seguridad: Primero, se han agregado decenas de especialistas en salud mental en el distrito. Eso debería ayudar a identificar a los estudiantes con problemas. Por supuesto, el seguimiento es tan importante para conseguir la ayuda constante que necesitas estos estudiantes, algo que falló en el caso de Nikolas Cruz, el asesino confeso en Parkland.

Segundo, el distrito está trabajando para inculcar una cultura de “sí ves algo sospechoso, debes decir algo” en las escuelas, ofreciendo además una aplicación a estudiantes, maestros y administradores para que informen de cualquier actividad sospechosa.

En este nuevo año escolar, y los venideros, esperemos que nunca pongan a prueba estas iniciativas de seguridad.

  Comentarios