Editorial

Presupuesto del alcalde Francis Suárez impulsa la calidad de vida en Miami

El alcalde de Miami, Francis Suárez (der.), en una foto del 2 de agosto de 2019.
El alcalde de Miami, Francis Suárez (der.), en una foto del 2 de agosto de 2019. Especial/Miami Herald

En las elecciones de noviembre, el alcalde de Miami, Francis Suárez, sufrió una bofetada política cuando los votantes rechazaron rotundamente la propuesta de convertirlo en un “alcalde fuerte”.

Rechazaron la medida que le hubiera dado más poder a la posición actual de Suárez, sin mencionar un buen aumento. Más importante aún, lo habría convertido en el principal administrador de la ciudad, controlador del presupuesto de la ciudad, dándole el poder de seleccionar a los jefes de policía y bomberos y supervisar las operaciones diarias del Ayuntamiento.

“No creo que haya sido personal”, dijo el miércoles al Consejo Editorial, explicando el rechazo en la votación. “Mucha gente estaba en contra, incluido este Consejo Editorial”. Es cierto.

Analicemos ahora la situación actual del alcalde. Mientras Suárez se prepara para dos audiencias públicas en septiembre en donde debatirán el presupuesto propuesto para la ciudad de $ 1,120 millones, parece que el alcalde ha pasado los últimos meses desde que que perdió la votación esforzándose más. Y se nota, un poco.

Entre los aspectos más destacados del presupuesto, financiados este año por el “Miami Forever Bond” (Bono Miami Para Siempre):

Miami tiene la segunda tasa de amillaramiento más baja en 55 años. “Estamos reduciendo los impuestos para que nuestros residentes puedan disfrutar del éxito que está viviendo la ciudad”, dijo Suárez a la junta. Sabemos que a los vecinos les van a sacar dinero de otras maneras, pero un amillaramiento bajo es algo positivo de lo que alcalde puede ufanarse.

La ciudad está invirtiendo $6.4 millones en parques y espacios públicos, aunque está lidiando con el problema de los altos niveles de arsénico encontrados en el campo de golf Melreese esta semana. El campo fue cerrado por razones de seguridad, pero una revisión el viernes anunció que puede reabrir. El sitio está programado para convertirse en el nuevo estadio de fútbol del equipo de David Beckham. El progreso de las negociaciones entre la ciudad y el equipo de Beckham será una prueba más para Suárez. Es un gran impulsor del estadio, pero tiene que recordar que está trabajando en nombre de los residentes. Si el público piensa que los están engañando, entonce pagará un precio alto.

Los homicidios y los asaltos agravados han disminuido, y la ciudad tiene una fuerza policial considerable de casi 1,400 agentes.

Suárez ha asignado $600,000 para borrar graffiti de los edificios de la ciudad y $230,000 para aumentar los esfuerzos de aplicación de los códigos citadinos, ambas buenas medidas. Sin embargo, probablemente no tranquilizará a los residentes que viven cerca del Ultra Music Festival, que se sienten defraudados por el regreso del festival al centro de Miami.

Hay proyectos sólidos para enfrentar los desafíos climáticos: dos bombas de agua grandes que fueron instaladas en el vecindario de Brickell para evitar las inundaciones que ocurrieron durante el huracán Irma, dice Suárez. También hay un proyecto para evitar que el agua bombeada regrese a las calles.

Este alcalde entiende la seria amenaza que representa el cambio climático. “Tenemos que encontrar una manera de hacer que el agua sea un aliado, no un enemigo”, dijo Suárez.

El alcalde se compromete a hacer frente a la escasez de viviendas asequibles y de bajos ingresos de la ciudad, asignando millones para construir más unidades. También está presentando un exclusivo “Plan de asistencia de alquiler” para ayudar a los necesitados residentes de mayor edad de Miami a pagar los aumentos de alquiler.

Esta semana, la ciudad presentó un tranvía gratuito en el vecindario de Liberty City, la ruta número 13 que estrena la ciudad. Tardó demasiado en atender una de las áreas más necesitadas, pero hacerlo realidad ahora es un logro.

Bendecido con una economía sólida, el presupuesto operativo propuesto para la ciudad 2019-2020 tiene el lujo de centrarse en la innovación, la resiliencia, la prosperidad y los problemas de calidad de vida. Aunque la ciudad enfrenta muchos desafíos, el alcalde dijo que finalmente comprende la importancia del eslogan “Miami para siempre”.

Y sus acciones lo están demostrando.

  Comentarios