Editorial

EN NUESTRA OPINIÓN: La Feria de la Juventud y la expansión de FIU

La Universidad Internacional de la Florida quiere extenderse al área de Tamiami Park que ahora ocupa la Feria y Exposición de Miami-Dade.
La Universidad Internacional de la Florida quiere extenderse al área de Tamiami Park que ahora ocupa la Feria y Exposición de Miami-Dade. THE MIAMI HERALD

Un debate apremiante enfrenta a dos instituciones de nuestra área. El plan de expansión de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) choca con la oposición de la Feria de la Juventud a mudarse a un lugar lejano.

La batalla entre ambas instituciones se libra desde hace tiempo. El 4 de noviembre del 2014, los votantes aprobaron en un referendo la expansión de FIU hacia los terrenos ocupados por la Feria. Como se especificaba en la pregunta de la boleta, el condado no pagaría un centavo por la expansión del centro docente.

Las obras de expansión tendrían un efecto económico positivo en nuestra región, que en el primer año podría ser de $1,800 millones, y que se calcula en unos $541 millones cada año subsiguiente. Una cantidad nada despreciable en un condado siempre sediento de efectivo y también de nuevos empleos. Y además hay que tener en cuenta la importancia de FIU como uno de los grandes centros docentes de nuestra área que contribuyen a la elevación del nivel educacional de nuestros jóvenes.

Los electores votaron acertadamente al aprobar la expansión de FIU.

En el otro lado de la balanza está una feria emblemática de Miami-Dade, a la que asisten cada año más de 600,000 personas y que es también un motor económico. Los ejecutivos de la Feria argumentan que el traslado del evento a una ubicación lejos del centro de nuestra región –se ha considerado un traslado a Homestead– sería un golpe de muerte para su supervivencia como negocio.

En una reunión esta semana con la Junta Editorial, el alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, que apoya el plan de expansión de FIU, mostró no obstante su pesimismo ante la posibilidad de que se llegue rápidamente a un acuerdo. Giménez expresó que la Feria tiene un “sweet deal”, es decir, un acuerdo muy favorable, que le deja al condado muy poco margen para presionar a la Feria a mudarse a una ubicación indeseada.

Faltan décadas para que se venza el contrato de arrendamiento de la Feria en Tamiami Park, y la expansión de FIU no puede ni debe esperar tanto tiempo. El fortalecimiento de nuestros centros de estudios es vital para el progreso de nuestra comunidad, y es importante permitir la extensión de una universidad financiada por el estado que ofrece matrículas razonables a los estudiantes y una sólida formación académica. Con la expansión, FIU aumentaría su capacidad y su prestigio docente.

Hay que alcanzar un acuerdo que posibilite el crecimiento de FIU y que a la vez contemple el traslado de la Feria a una ubicación céntrica, de fácil acceso para los residentes del condado. Ese acuerdo no es imposible, porque hay otros terrenos céntricos en Miami-Dade que podrían albergar al célebre evento.

La Universidad Internacional de la Florida debe extenderse, y la Feria no debe desaparecer.

  Comentarios