Soldados belgas patrullan el aeropuerto de Bruselas el miércoles, tras el atentado terrorista que dejó más de treinta muertos en la capital de Bélgica.
Soldados belgas patrullan el aeropuerto de Bruselas el miércoles, tras el atentado terrorista que dejó más de treinta muertos en la capital de Bélgica. Geert Vanden Wijngaert AP
Soldados belgas patrullan el aeropuerto de Bruselas el miércoles, tras el atentado terrorista que dejó más de treinta muertos en la capital de Bélgica. Geert Vanden Wijngaert AP