Editorial

EN NUESTRA OPINIÓN: A salvar los Everglades

Pasajeros a bordo del bote de aire ‘Stump Thumper’, encuentran a un cocodrilo de siete pies durante su paseo por los Everglades.
Pasajeros a bordo del bote de aire ‘Stump Thumper’, encuentran a un cocodrilo de siete pies durante su paseo por los Everglades. Archivo Miami Herald

El gobernador Rick Scott parece haber abrazado la causa ecologista. El martes, propuso destinar $150 millones del próximo presupuesto para la restauración de los Everglades y la preservación de los hábitats de diversas especies. Además, el gobernador quiere que los legisladores destinen la cuarta parte de los fondos de la Enmienda 1 a la restauración de los humedales, lo cual equivaldría a $5,000 millones durante el término de 20 años de la enmienda.

El pasado noviembre, los votantes aprobaron por mayoría abrumadora la Enmienda 1, que contempla la conservación del agua y de terrenos en la Florida.

El anuncio de Scott tomó por sorpresa a muchos que vieron cómo en su primer período los gastos de la agencia de protección ambiental del estado disminuyeron de manera devastadora. También se rebajaron las asignaciones para la conservación y restauración de hábitats. Sin embargo, esta vez Scott ha dado un giro de 180 grados al seguir el mandato del electorado.

“La Florida tiene una abundancia de recursos naturales que ayudan a crear una base para nuestra economía en crecimiento, ya sea porque impulsa la industria turística o proporciona una gran calidad de vida que ha atraído a las familias a nuestro estado”, dijo Scott.

El gobierno también contempla la compra de terrenos para convertirlos en santuario de la pantera de la Florida, un felino que se encuentra entre las 548 especies del estado en peligro de extinción. El año pasado, una cantidad récord de panteras murieron atropelladas por vehículos.

La propuesta de Scott pasa a la Legislatura, que comienza su período de sesiones el próximo 3 de marzo. Los legisladores deben prestar oídos al deseo expresado por los votantes de proteger el medio ambiente de la Florida, y aprobar la propuesta presupuestaria del gobernador en ese sentido.

Los Everglades –el Río de Hierba, como lo llamó la ambientalista Marjorie Stoneman Douglas– son un componente fundamental de la ecología floridana. Son la gran reserva de agua potable del sur del estado, y a la vez el hábitat de muchas especies animales y vegetales. Scott ha hecho una propuesta correcta para salvar nuestro Parque Nacional, designado Patrimonio de la Humanidad por el Fondo de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1979. En marzo, los legisladores deben dar su visto bueno para preservar un ecosistema único en el mundo.

  Comentarios