Opinión Sobre Cuba

JULIE ARIAS y J. DARÍO MIYARES: En el natalicio de Justo de Lara

Justo de Lara
Justo de Lara Archivo

José de Armas y Cárdenas nació el domingo 26 de marzo de 1866, en la ciudad de Guanabacoa, La Habana. Su padre fue José de Armas y Céspedes, editor del periódico La Nación, y su madre, Doña Fermina, fue una de las precursoras del feminismo histórico cubano y fundadora y directora del periódico Páginas de Rosa, también precursora del periodismo hecho por mujeres.

Aunque se graduó de abogado, prefirió trabajar como periodista con su padre en La Nación. Dominaba el francés, el italiano, el inglés y el español, amaba la literatura y escribió con el seudónimo de Justo de Lara. Llegó a ser uno de los más distinguidos cervantistas de esa época.

Fundó y dirigió la revista La Avispa en La Habana y en Nueva York, fue fundador y director de la revista El Peregrino en Madrid, donde sirvió de corresponsal en España para los periódicos estadounidenses The Sun y The New York Herald. En 1898 trabajó para The Sun, durante la guerra de Estados Unidos contra España, y fue intérprete oficial del general cubano Calixto García con los militares norteamericanos. En 1908, fue enviado por The New York Herald como corresponsal durante la ocupación de Haití y también trabajó como intérprete.

Recibió muchos honores y premios, entre ellos la Orden de Caballero de la Gran Cruz de Isabel la Católica por el gobierno español, la Medalla Conmemorativa de la Guerra Hispano-Americana del gobierno de Estados Unidos, fue miembro de la Sociedad Hispana de América, la Real Academia del Lenguaje Español y la Academia de la Historia de Cuba. Ha sido el único iberoamericano nombrado por el gobierno de Inglaterra como miembro de la comisión responsable en 1916 del tricentenario del nacimiento de William Shakespeare, a quien admiraba y tradujo al español muchos de sus sonetos.

Dedicó una concentrada atención al tema cervantino, produciendo siete estudios estelares a veces aparecidos originalmente en la prensa y luego refundidos en volúmenes por afinidad de asuntos. Publicó una gran variedad de libros como El Protectorado (1907) sobre las relaciones de Cuba y Estados Unidos.

En 1910 publicó en Madrid el libro Crítica de Literatura, donde hace un recuento de su amistad en el exilio con José Martí en Nueva York, donde trabajaron juntos y al cual admiraba grandemente. De Armas dice textualmente que la bala española que privó a Martí de la existencia en Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895, fue piadosa, porque murió a tiempo para no ver a los cubanos, que supo unir en la emigración por el mágico influjo de su palabra y de su conducta, divididos y odiándose en el suelo de la Patria.

José de Armas y Cárdenas murió el 28 de diciembre de 1919 en La Habana. Sus vecinos en Guanabacoa durante sus primeros años de vida, y la familia Solís, fundadora de las tiendas EL ENCANTO, reconocieron su trayectoria y en 1934 el gerente de Relaciones Públicas de esa empresa, Manuel Solís Mendieta, instituyó en Cuba el Premio a la Excelencia Periodística Justo de Lara, que se convirtió en el más prestigioso de esa honorable profesión.

Honor a quien honor merece.

Julie Arias es presidenta y J. Darío Miyares es director ejecutivo de Antiguos Empleados de EL ENCANTO de Cuba.

  Comentarios