Opinión Sobre Cuba

Veintiséis violaciones de los derechos humanos en Cuba

Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel participan en la celebración del 26 de julio en La Habana.
Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel participan en la celebración del 26 de julio en La Habana. AP

La violación en Cuba del 99.9% de la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) es un hecho real.

Lo puede constatar cualquier persona, excepto los ciegos por conveniencias que se niegan a ver cada segundo bajo un sol ardiente que parece noche o el crimen dictatorial durante noches de un rojo sangre perpetuo.

A continuación repaso algunos derechos humanos confrontados con una ínfima parte de la realidad cubana:

1.Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia.

Libertad igualdad y dignidad: Trinidad ilegal en Cuba.

2. Toda persona tiene todos los derechos y libertades (…) sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole.

Que hablen los fusilados sin juicio previo, los negros cubanos, los disidentes, los presos políticos y comunes, los desterrados, los pobres, los emigrados, los Testigos de Jehová, la comunidad LGTBI, los hombres con el hogar en sus hombros, las madres, los niños, los jubilados…

3. Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Embarazos interrumpidos y miles de abortos por defectos congénitos, para librar de esta “carga” a la dictadura.

Incontables las muertes por crímenes sin pagar, como los asesinatos de la Cabaña, la UMAP, el Remolcador 13 de marzo, los balseros en el fondo del mar, Hermanos al Rescate, los asesinatos en prisiones durante 60 años, mala práctica médica o en plena calle como el mártir opositor Oswaldo Payá Sardiñas…

4.Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.

¿Y los médicos esclavos y estafados en pleno siglo XXI?

Dos de estos galenos secuestrados en Kenia y abandonados a su suerte por Raúl Castro: Assel Herrera Correa y Landy Rodríguez Hernández. No pagaron su rescate, ni ya se mencionan en las noticias de Cuba. ¡Olvidados!

5. Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Google es testigo imparcial de los atropellos constantes a las Damas de Blanco, Antúnez, José Daniel Ferrer, Guillermo Coco Fariñas, Mitzael Díaz Paseiro y miles de cubanos sin voz.

6. Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley.

Los abogados de defensa en Cuba jamás defienden a un acusado. Por ley del dictador Castro de turno, la dictadura es la única merecedora de defensa, apoyo, servilismo, y lealtad espontánea u obligada.

7. Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

Limpiaron las cárceles en 1980, y el éxodo del Mariel fue vía ilegal para enviar forzosamente a esta copiosa población de criminales comunes a Estados Unidos de América

Destierros de tercer milenio: La mayoría de los vuelos de expatriación se realizaron con destino a Guyana, Trinidad y Tobago, y Nicaragua. En el informe “Expatriaciones forzosas masivas en Cuba” de ONG Cuban Prisoners Defenders, se documentan 77 casos, 35 víctimas de expatriación forzosa y 42 víctimas de amenazas de expatriación forzosa.

8. Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial…

Los tribunales revolucionarios: Cuántos fusilamientos sin derecho a juicio y entierros sin previo aviso a familiares.

Fiscales, jueces y abogados responden a la dictadura Castro-Comunista. No existe ley en Cuba desvinculada del régimen, ni constitución legal aprobada por la nación cubana.

9. Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

Durante el éxodo del Mariel en 1980, se tocaba el timbre de las escuelas para golpear al estudiante que había sido baja por petición de los padres para emigrar a USA.

También se daban “mítines relámpagos” frente a casa de quienes fueran a emigran, derribaban las puertas, los herían en golpizas tumultuarias contra una sola persona o pequeñas familias.

Todavía retumba el horrible sonido aterrador de las motosierras echando abajo la puerta principal de hogares de varios miembros de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) que despertaron a niños, ancianos, hombres y mujeres embarazadas, que se negaron a aceptar la imposición del referéndum de una constitución comunista sin la aprobación popular impuesta y en vigor desde el 10 abril de 2019.

10. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

Cubanos de la zona central y oriental de Cuba son personas ilegales en La Habana. A diario los deportan dentro del territorio nacional, a pesar de que Raúl Castro y su hermano Fidel nacieron en el Oriente de Cuba.

11. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

Y miles que no podemos visitar Cuba aunque quisiéramos porque la dictadura escoge qué cubano entra y cuál sale.

La salsera mayor, la reina Celia Cruz murió —como miles— sin ver a Cuba otra vez.

Otros cubanos tenemos prohibida la entrada a nuestra Patria por pensar diferente y decirlo, o publicarlo, o por motivos increíbles e insignificantes para países democráticos.

Balseros que llegaron a tierra firme y médicos que emigran en plena misión esclavista se les impone un castigo de entre cinco u ocho años sin ver a sus hijos, madres, cónyuges, padres, amigos.

12. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.

Perseguido por los militares de la dictadura Castro-comunista los sentencian a muerte o a prisión. Si logran llegar a una embajada sin ser interceptados por el aparato criminal y represivo cubano, merecen oro olímpico.

13.Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.

A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad.

Dentro de Cuba no se respeta otra nacionalidad a ningún cubano. Tienes que entrar y salir de la isla con pasaporte cubano que en seis años de duración cuesta más de $1,000. No se respeta la naturalización de otro país aunque ya no se viva en Cuba.

14. Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.

Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad.

Mujeres casadas legalmente con extranjeros son despojadas sin derechos de sus casas, como en territorio de Camagüey lo hicieron con una chica, esposa de un alemán y otorgaron este chalet al pelotero Luis Ulacia.

También nos han sido robadas nuestras casas al presentar los documentos para salida definitiva de Cuba con todos los bienes dentro. Te prohibían regalar tu casa pagada al banco completamente a un hijo si no tenía la dirección de la madre en su carné de identidad.

15. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado…

La única religión aprobada en su totalidad en Cuba, es el culto a la personalidad de Fidel Castro, aún después de muerto. Lo demás es superficial.

Por practicar cualquier religión que no fuera el “Marxismo leninismo” no tenías derecho de asistir a la universidad, por décadas fueron catalogados como parias los creyentes.

16. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

En Cuba, si te expresas a favor de la dictadura, todo estará bien. Si te expresas en contra, todo crimen es poco, por causa real o inventada.

17. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.

Los grupos aterran a los Castro. Siempre ven conspiración en ellos. Porque usaron los carnavales de Santiago de Cuba para asaltar los cuarteles Moncada de Santiago de Cuba y de Bayamo.

18. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.

Desde el día del nacimiento de un cubano ya pertenece a los Comités de defensa de la Revolución (CDR).

A los 14 años las adolescentes son inscritas, sin preguntar, a la Federación de mujeres cubanas (FMC).

Y mientras estudias o trabajas, y cuando los jóvenes varones cumplen el Servicio Militar Obligatorio los hacen militante de la UJC o Unión de Jóvenes Comunistas.

Luego al PCC o Partido Comunista de Cuba, Este partido es el único legal en Cuba. Los demás son perseguidos, encarcelados, deportados o asesinados y los desprestigian en la sociedad cubana como a criminales.

Hay quien tiene esta doble militancia de la UJC y PCC.

Si te niegas, alguna mala consecuencia te traerá.

19. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.

Elecciones populares, inexistentes desde el 1 de enero de 1959. Jamás el nombre de Fidel Castro estuvo en una boleta, ni el de su sucesor consanguíneo, Raúl Castro. Y mucho menos el nombre de Miguel Díaz-Canel, que todavía Cuba no sabe cómo llegó hasta donde está.

20.Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.

Siendo graduada universitaria gané $2 dólares mensuales en 1991. Los 198 pesos de postgraduada convertidos en dólares por valor de 100 pesos cada uno.

Ahora el salario oscila entre los $16 y los $40 al mes y los precios generalmente más altos que en mercados de Estados Unidos.

21. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.

Los sindicatos son estatales y simbólicos.

22. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios…

La salud desde hace mucho no es gratis. Los servicios son pésimos y esta mentira de gratitud es un arma de chantaje a los cubanos.

La miseria la sufre más de la mitad del pueblo de Cuba.

La otra parte vive en una clase intermedia de remesas familiares desde el mundo entero, los profesionales esclavos que cumplen misiones en el extranjero o dirigentes de poca monta.

Le sigue un puñado de artistas y los mejores atletas hasta que se conviertan en desertores.

La clase dirigente o cúpula comunista vive como emperadores, sultanes y zares, todo ello junto.

23. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria

La educación gratuita es un derecho universal. La dictadura Castro-comunista mantiene en chantaje al pueblo de Cuba con su propaganda de que es un privilegio bondadoso de la Revolución que no se pague la mala educación.

24. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

En abril de 2019, Ramón Rigal y Ayda Expósito, una pareja de pastores evangélicos que decidió educar a sus hijos en el hogar, fueron condenados en Guantánamo a dos y un año y medio de prisión, respectivamente, acusados de “otros actos contrarios al normal desarrollo del menor”.

25. Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.

La dictadura cubana es la ley dentro de Cuba. Ni la ONU, ni la UNICEF, ni nada justo y humano se aplica a favor del pueblo en la isla.

26. Estos derechos y libertades no podrán, en ningún caso, ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Dictadura, doctrinas, miseria, sangre, muerte y privilegios inmerecidos, opuestos a los principios de las Naciones Unidas, del mundo entero, de la justicia, la democracia y del pueblo cubano.

¡Viva Cuba libre de comunismo!

Escritora cubana. Twitter: @idaysicapote.

  Comentarios