Opinión Sobre Cuba

Visita a la memoria cubana

Gladys Gómez-Rossié (izq.), coordinadora de relaciones comunitarias, y Elizabeth Cerejido (Esperanza Bravo de Varona Chair) presidenta de la Cuban Heritage Collection.
Gladys Gómez-Rossié (izq.), coordinadora de relaciones comunitarias, y Elizabeth Cerejido (Esperanza Bravo de Varona Chair) presidenta de la Cuban Heritage Collection. pportal@miamiherald.com

Por los años 80 obtuve una beca de investigación que concedía la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la tristemente célebre UNEAC, para ocuparme de una figura de importancia cultural e histórica en la isla.

Mi tema fue el de una altruista americana, Jeannette Ford Ryder, quien durante los años 20 defendió tanto a los desvalidos, niños, ancianos y animales que llegó a fundar el reconocido Bando de Piedad, en plena Habana Vieja, para albergar y dar atención, desde la institución, a todos los que la necesitaran. Su tumba en el Cementerio de Colón es bien conocida por tener un perro a sus pies.

Durante los meses que duró la investigación tuve acceso a los archivos de prensa de la época en la Biblioteca Nacional José Martí y en la Sociedad Económica de Amigos del País, por aquel entonces Instituto de Literatura y Lingüística.

Valga la pena aclarar que ya resultaba ostensible el deterioro de los originales conservados, así como la extracción de muchas páginas, arrancadas por consultores inescrupulosos.

Aunque no es menos cierto que tanto la Biblioteca como el Instituto mencionado se prestaron, de modo desvergonzado, a censurar documentos históricos y borrar de sus catálogos a figuras de la cultura que la dictadura consideraba como apestados.

Se me agolpan estos recuerdos cuando soy recibido, amablemente, por dos de las figuras que conducen los destinos de una parte importante de la memoria de Cuba, mi amiga Liz Cerejido, la actual presidenta (Esperanza Bravo de Varona Chair) de la Cuban Heritage Collection (CHC), en la Universidad de Miami, y una de sus fundadoras, Gladys Gómez-Rossié, quien funge como coordinadora de relaciones comunitarias.

Era mi primera visita a un lugar mítico, el más importante de su tipo fuera de la isla, y del cual dependeremos mucho cuando tengamos que reconstruir el rompecabezas nacional.

Cinco mujeres fueron las pioneras de esta colección, que hoy tiene su casa permanente en el sistema de bibliotecas de la Universidad de Miami, gracias a la generosidad del cubano Roberto Goizueta, presidente de la compañía Coca-Cola, durante sus años de mayor relevancia.

Ahora mismo en el pórtico de la colección se encuentra, sin duda, la más extensa y representativa muestra de los hermosos libros-objetos de la editorial independiente matancera Vigía, bajo el título de “Illuminating Women”.

Liz y Gladys son las mejores anfitrionas que uno se pueda imaginar, sabias y siempre de buen humor, separadas generacionalmente se dan cita, sin embargo, en ese punto mágico e inaprensible que pudiera explicar la cubanidad.

Ver un documento firmado por Martí, los grabados de Laplante, la primera receta del Daiquirí, con ron Bacardí, o un libro raro hecho a mano (Album X), por convictos anarquistas internacionales en una prisión habanera del año 1922, es un absoluto deleite para los sentidos a la hora de explorar condicionantes y curiosidades de la pertenencia.

Cada caja de documentos que se abre, dice Gladys, tiene el encanto de un regalo de Navidad. El paseo por la colección en sí, causa vértigo. Arcas con la papelería de Lydia Cabrera, otras que dicen Batista, Machado o Rolando Laserie, van estructurando el legado, sin intromisiones de ninguna índole como debe ser la cultura, inclusiva, diáfana.

Se siente una sana tranquilidad cuando tanta herencia, consultada por investigadores del mundo entero, se encuentra a buen resguardo.

Nada cubano le es ajeno a esta parte de la memoria nacional, prefigurada por brillantes mujeres, quienes supieron, desde temprano, la importancia de atesorar lo que fuimos y somos, para luego poder lidiar con el futuro luminoso de libertad que todos disfrutaremos algún día.

Twitter: @alejandroriostv.

  Comentarios