Opinión Sobre Venezuela

Teodoro, uno de los grandes capitanes políticos de la Venezuela contemporánea

En esta foto de 2006, el entonces candidato presidencial Teodoro Petkoff habla durante una entrevista en su sede de campaña en Caracas.
En esta foto de 2006, el entonces candidato presidencial Teodoro Petkoff habla durante una entrevista en su sede de campaña en Caracas. AP / Archivo

“¡Oh! capitán, mi capitán. Ha muerto mi capitán”, escribió Walt Whitman al morir Lincoln. Y acaba de fallecer uno de los grandes capitanes políticos de la Venezuela contemporánea, Teodoro Petkoff. Para él los caminos amables de la eternidad, para nosotros la pesadumbre por su partida.

Teodoro nació en un central azucarero del estado Zulia, en 1932, de una pareja judía agnóstica, él ingeniero búlgaro y ella médico polaca.

De joven se fajó contra la dictadura de Pérez Jiménez, se destacó como dirigente del partido comunista, líder universitario, guerrillero, estudiante cum laude y economista.

Hombre autoctrítico, recio político y lúcido intelectual, era inevitable que se rebelara contra el insufrible dogmatismo comunista. Así en 1968 escribió un libro para protestar contra el zarpazo de los tanques de la Rusia soviética contra la Primavera de Praga, “Checoslovaquia, el socialismo como problema”.

Esa obra para defender la tentativa checa de un socialismo en libertad, encabezada por el inolvidable Alexander Dubcek, le otorgó una proyección internacional, cuando el propio Leoniv Breznev, el mandamás soviético, lo acusó de ser enemigo mundial del comunismo.

Pero además el libro produjo el debate que llevó a la división del Partido Comunista de Venezuela y la fundación del Movimiento al Socialismo (MAS), una versión criolla de la social democracia moderna, encabezada por Teodoro y Pompeyo Márquez.

Tedoro fue un economista de vanguardia, político decente, diputado productivo, ministro competente, candidato presidencial brioso aunque sin éxito electoral y escritor, sobre todo un político culto con denso aporte teórico al debate democrático.

Cuando su partido el MAS apoyó la candidatura delirante de Hugo Chávez, Teodoro, hombre de coraje para tomar decisiones, renunció a esa organización y derivó con su periódico TAL CUAL, hacia un periodismo comprometido con el pluralismo y denunciante de los desmanes de la bandidocracia castrochavista.

¡Teodoro, gracias por tu amistad!

Escritor, periodista y político venezolano. @alexisortizb

  Comentarios