Opinión Sobre Venezuela

Primero la libertad de Venezuela, luego el tratado de protección temporal

Una venezolana protesta contra el régimen de Nicolás Maduro, durante el terrible apagón que afectó al país por cinco días, el martes en Caracas.
Una venezolana protesta contra el régimen de Nicolás Maduro, durante el terrible apagón que afectó al país por cinco días, el martes en Caracas. AFP/Getty Images

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) indica que la diáspora venezolana en el mundo alcanzó para 2018 la cifra de 3 millones de personas.

A partir del 2012 se nota un incremento en los residentes desplazados del país sudamericano, pero no será sino hasta el 2014 cuando cifras dramáticas hacen prender las alarmas de las instituciones a nivel regional y luego mundial.

El año 2018 supera cualquier expectativa para refugiados.

Estados Unidos y España concentran el mayor número de ciudadanos desde que se inició a principios de siglo el desplazamiento por razones económicas y de seguridad.

Los primeros signos de la economía del recién electo presidente Hugo Chávez estaban dirigidos a la inversión política de tendencia izquierdista extrema con fines proselitistas, alejados de las promesas de igualdad y justa distribución de las riquezas del país prometidos en la campaña electoral.

Convenios jurídicos llevados a cabo por el Ministerio de Relaciones Exteriores con el régimen comunista de Cuba, motiva a los habitantes de ascendencia ibérica e itálica a tomar precauciones.

Lusitanos, españoles e italianos liquidan parte de sus activos para luego colocar estos capitales en naciones que dan garantías jurídicas a las inversiones privadas, el retorno del capital y el consecuente interés monetario.

Es así como observamos el crecimiento de los venezolanos-españoles, venezolano-portugueses, venezolanos-italianos en las diversas regiones de tales destinos.

Estados Unidos desde mediados del siglo XX se convierte por razones de intercambio económico petrolero en el principal cliente del bitúmen y sus derivados. Dada su cercanía geográfica y las facilidades de acceso, el venezolano amplía el intercambio bilateral adquiriendo bienes de manufactura norteamericana y servicios varios.

Esta relación por años, más la facilidad de hablar español en la Florida y otros estados del Golfo de México, incentiva a invertir en EEUU y pensar ante el consecuente un régimen de fuerza cada vez más aislado de la democracia.

El accidente ocurrido en el sistema eléctrico de la red básica demuestra la grave complicidad de las autoridades por acción u omisión.

Para analistas el ausente fluido eléctrico por accidente ocurrido nacionalmente es una acción del usurpador Nicolás Maduro quien atenta contra la estabilidad social del venezolano; todo ello con la intención de desanimar al parroquiano y evitar que alcancen el objetivo anhelado: desalojar a Maduro y su banda instalados en el palacio de gobierno.

Juán Guaidó, presidente encargado del ejecutivo, adversa al intruso mandatario y avanza acertadamente, aunque ello no se conduzca con la rapidez deseada por todos.

La autoridad de facto, desesperado al no poder someter a su incondicional voluntad al común del ciudadano, limita la repartición de alimentos y medicinas llegando al desmedido e irresponsable manejo e inoperatividad del fluido eléctrico y el centro generador para lograr su tenebroso colapso como en efecto aconteció .

Más de 40 muertos hasta el momento produjo la crisis temporal de la electricidad.

Para otros, los técnicos, la falta de mantenimiento de la estructura física y requerimientos de ingeniería de las turbinas hicieron colapsar el sistema.

El dinero destinado para cumplir con la operatividad de la industria fueron destinados para otros quehaceres. Que desfachatez.

En cuanto al tratado de protección temporal cabe reseñar que se estima que para finales del 2018 viven más de 370,000 venezolanos de manera legal, documentación en trámite y procesos judiciales en la nación de las barras y las estrellas.

Ante el caos planteado y la espera por distribuir insumos, medicinas y observar el cierre indefinido de la frontera, optan por requerir a la autoridad migratoria de EEUU un TPS (Estatus de Protección Temporal) mientras se regulariza la convivencia ciudadana en la patria grande.

Los venezolanos agradecen el apoyo brindado por el presidente Donald Trump y las naciones libres del mundo por hacer realidad el retorno muy, pero muy pronto a la democracia, la salida del usurpador, un gobierno de transición y elecciones libres.

La libertad de Venezuela es la prioridad.

El acuerdo del TPS será solicitado por Guaidó, a quien corresponde, ya que es un procedimiento regulador para el regreso definitivo a la patria.

La gran mayoría desea regresar a su terruño de donde salió ante el hambre de sus hijos, el robo del futuro de sus seres queridos y la frustración de sus ilusiones. Si, retornará por la congoja de la unión familiar y la libertad para todos.

Manuel Corao es el director de Venenoticias.

  Comentarios