Opinión Sobre Venezuela

MANUEL CORAO: De rodillas pide y no le creen

“Al igual que nosotros que estamos presos, también lo está Venezuela y nuestros carceleros son una élite corrupta y represora que ha llevado al país al colapso”.

Leopoldo López

Los venezolanos inician este año con una arenga generalizada: estallido social en el 2015. La pinta se puede observar en diversas ciudades y poblados certeramente aparecidas en las manifestaciones pacíficas que se observan desde finales del 2014.

En momentos que Nicolás Maduro Moros realiza un periplo internacional en busca de limosnas proveniente de sus aliados China, Irán y Rusia, los estudiantes consuman clarinadas de calle en Maracaibo, Barquisimeto, San Cristóbal, Caracas y Mérida. Las razones son la ausencia de comida básica para la dieta, el respeto por los derechos humanos, libertad de los presos políticos, la indebida designación de las autoridades del poder moral, miembros del Tribunal Supremo de Justicia, como al igual rectores del Consejo Nacional Electoral.

A estas tomas de calzadas permitidas en la carta magna se les deben sumar los improperios dichos a empleados de los supermercados y agentes del orden público por parroquianos en las esperas, quienes cansados de estar en líneas por horas sin poder obtener los bienes comestibles requeridos, arremeten contra la autoridad nacional y los funcionarios encargados. Son múltiples los males sociales, por ello afirmo la calle está caliente, pero ojo, la represión está a la orden del día.

Este movimiento de reclamos es cada vez mayor y la espontaneidad de su accionar y motivaciones lo convierte en el verdadero sentir del pueblo y como tal de plena legitimidad y representación para dar al traste con el actual periodo constitucional.

Este es un clamor generalizado en voces que cada vez más aumentan el rigor de sus exigencias. No existe lugar alguno de repartición donde los paisanos no deban esperar bajo la inclemencia del tiempo sin poder decidir ir a casa para luego volver. Tal decisión podría dejarlos sin el vital sustento.

Un aspecto que expongo a ustedes es la diversidad de insumos necesarios faltantes. Además de ropa, gomas, batería para vehículos y la escasez de alimentos conocida, deben ustedes sumarle las medicinas, lo cual convierte en caótica la situación.

Drogas permitidas tales como anticonvulsivos, controladores para la hipertensión, píldoras anticonceptivas, material para diálisis, etc., amén de las recomendaciones médicas para infantes y recién nacidos que son de capital importancia para su alivio en hospitales, centros de salud y cuidados en casa, son insuficientes.

Según el gremio que agrupa los laboratorios en Venezuela, la carestía de los mismos está circundante al 70%. Por ser esta incapacidad de antigua data, profesionales aseveran que ello incide en el aumento de la tasa de mortalidad, que es de 13 personas por cada mil habitantes, hasta el 2013.

Ante tal lamentable miseria por la cual atraviesa la comunidad que va más allá de lo económico, como por igual los antecedentes de una solicitud de libertad de Leopoldo López por parte de la ONU no cumplida, asesinatos de jóvenes estudiantes, sometimiento en cárceles de protestarlos sin el debido proceso, perpetradas corrupciones administrativas ausentes del consecuente castigo, sumado todo a la condena del Congreso federal norteamericano y la Casa Blanca junto a medida penal similar por parte del parlamento y autoridad ejecutiva europea; Maduro llega a su nivel más bajo de popularidad y reputación. Aun así, el jerarca desesperado por recursos marcha en busca de nuevos préstamos.

Tan osada cruzada a decir de Ernesto Ackerman, mentor de las penas impuestas en el norte, no lograría engrosar a las arcas del erario nacional dinero alguno, ya que tanto el extinto Hugo Chávez como Nicolás Maduro habían perdido las consideraciones de sus aliados en Asia, Rusia e Irán por la manera tan irresponsable que utilizaron los fondos dados en permuta energética.

Al darse cuenta los líderes chinos del abandono en que Ramírez y el PSUV sumieron la industria petrolera nacional, única fuente para resarcirse de las colocaciones financieras realizadas, temen por el destino final de sus colocaciones y por consiguiente desconfían de la actual administración.

Rechazan el pedido del mandador quien aspiraba a 16 mil millones en efectivo. Sin embargo, para aliviar la opinión pública de micrófono le prometen sin compromiso ulterior cierto 22 mil millones de dólares en intercambio de crudo por bienes terminados no transables a terceros.

El dictador venezolano del socialismo del siglo XXI a su regreso a la nación suramericana será recibido por los jóvenes, quienes demandan su dimisión por las calamidades. Este traslado mundial agrega una ruina más: el trato despectivo recibido por sus pares.

Ningún mandatario querrá retratarse o hacer negocios con tal antecedente de corruptelas, unido a la desobediencia de un mandato emanado de la reunión de países en el mundo. A Maduro solo le quedan dos caminos por ahora, la renuncia o tocar la puerta del Fondo Monetario Internacional.

Director de Venenoticias.

  Comentarios