Trasfondo

Su lucha contra el matrimonio infantil llevó a esta joven a la legislatura de New Hampshire

Cassie Levesque, quien ahora tiene 19 años y es demócrata, se convirtió en parte de un grupo de jóvenes de todo el país que fueron electos como funcionarios por primera vez este año.
Cassie Levesque, quien ahora tiene 19 años y es demócrata, se convirtió en parte de un grupo de jóvenes de todo el país que fueron electos como funcionarios por primera vez este año. NYT

Cassandra Levesque tenía 17 años y era una niña exploradora cuando dirigió una campaña para acabar con el matrimonio infantil en New Hampshire y fue ignorada por un legislador estatal, quien afirmó que no veía la necesidad de modificar una ley, de más de cien años de antigüedad, “con base en la solicitud de una menor de edad que hacía un proyecto para su grupo de escultistas”.

El primer intento de Levesque de aumentar la edad permitida para contraer matrimonio falló. En lugar de sentirse derrotada, Levesque decidió llevar su lucha más lejos: se postuló para convertirse en legisladora estatal… y ganó.

Al hacerlo, Levesque [le-véc], quien ahora tiene 19 años y es demócrata, se convirtió en parte de un grupo de jóvenes de todo el país que fueron electos como funcionarios por primera vez este año. Algunos de ellos aseguraron que fueron impulsados por la oposición a las políticas del presidente Donald Trump y por un deseo de acercar al Partido Demócrata hacia la izquierda. Otros aseguran que se concentraron más en los temas locales, como la educación, o dijeron que trataban de que otros jóvenes se involucraran cívicamente.

Levesque, originaria de Barrington, New Hampshire, se convirtió en niña exploradora cuando tenía unos 5 años porque su madre creyó que no había suficientes niños de su edad en la comunidad de casas rodantes donde vivían con el padre de Levesque y su abuela materna.

En 2016, Levesque, alentada por su madre, quien era líder de tropa, comenzó a investigar el tema del matrimonio infantil como parte de un proyecto para ganar un premio de oro, el mayor reconocimiento a las niñas escultistas. Explicó que le sorprendió enterarse de que había niñas de 13 años y niños de 14 que contraían matrimonio amparados por la ley estatal, siempre y cuando tuvieran el consentimiento de sus padres y la aprobación de un juez. Ella, que hacía poco había cumplido 13 años, dijo que le parecía una locura que chicas de secundaria, “que todavía tenían afiches de sus bandas favoritas, así como peluches y muñecas”, pudieran casarse.

“Pensé: ‘Bueno, tengo que cambiarlo’”, afirmó.

Le llevó su investigación a una representante local del estado, Jacalyn Cilley, a quien conocía desde que tenía 8 años, cuando Cilley llevó a la tropa Brownie de niñas exploradoras a un recorrido por el Parlamento.

Al principio, Cilley, una demócrata, dijo estar segura de que Levesque se había equivocado. Cuando se dio cuenta de que estaba en lo correcto, quedó estupefacta, y creyó que cambiar la ley para elevar la edad permitida sería sencillo.

“¿Cómo alguien podría defender la práctica de que niños de 13 años contraigan matrimonio?”, se preguntó.

Pero la propuesta de ley que Cilley defendió, en la que se elevaría la edad mínima requerida para casarse, se encontró con un muro de oposición de sus colegas republicanos. Entre los críticos de la idea se encontraba David Bates, representante del Partido Republicano, que ignoró a Levesque por tratarse de “una menor de edad haciendo un proyecto de escultista”. (Bates, quien no respondió a un mensaje dejado en su domicilio, no se postuló para la reelección este año).

En marzo de 2017, los republicanos bloquearon la ley usando una artimaña procesal con la intención de evitar que se tomara en cuenta de nuevo en los siguientes dos años.

“No hizo que deseara detenerme, sino que me impulsó a seguir adelante”, dijo Levesque. Ese año, con Levesque dando seguimiento al tema, Cilley y muchos de sus colegas aprobaron una tercia de leyes que elevaron la edad mínima para contraer matrimonio a 16 años y que les dieron a los jueces mayor orientación acerca de cómo considerar las peticiones de licencias matrimoniales de jóvenes de 17 años o menos.

Mientras tanto, Levesque se graduó de la preparatoria y se marchó a estudiar Fotografía al Instituto de las Artes de New Hampshire, antes de decidir que una carrera en fotografía no era lo suyo y regresar a casa. “No quería dedicarme a hacer fotos de eventos sociales”, afirmó.

Pronto quedarían libres dos lugares en la Cámara de Representantes de Barrington y los demócratas locales animaron a Levesque a postularse. Dijo que en un inicio lo dudó, pues le preocupaba equilibrar las actividades políticas con las clases escolares y con sus compromisos como líder de su propia tropa de niñas exploradoras. Además, no sabía cómo podría llegar a Concord, pues no tiene licencia de conducir.

Presentó sus documentos para postularse el penúltimo día en que podían entregarse.

En definitiva, Levesque sobresaldrá en Concord, New Hampshire. Hasta 2015, la edad promedio en la legislatura estatal de Nuevo Hampshire era de 66 años, lo que la hacía la legislatura estatal más vieja del país, de acuerdo con la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. Una razón es que la legislatura del estado es en esencia un trabajo de voluntariado, pues los legisladores reciben solo 100 dólares al año más viáticos. También predominan los hombres: apenas una cuarta parte de los legisladores de Nueva Hampshire del año pasado eran mujeres.

Levesque dijo que una de las primeras cosas que quiere hacer es aprobar una ley que aumente la edad mínima requerida para contraer matrimonio a los 18 años, pues es la edad en la que los jóvenes pueden firmar contratos y divorciarse si así lo desean. También busca aumentar el salario mínimo (actualmente Nueva Hampshire no tiene un salario mínimo establecido a nivel estatal, sino que se rige por el salario mínimo nacional de $7.25 por hora) y se enfoca en encontrar maneras de atraer a más jóvenes a Nueva Hampshire.

Cuando le preguntamos si tenía un mensaje que darles a los legisladores que alguna vez la rechazaron, Levesque aseveró que ella sabía que se encontraría con más gente como ellos.

“Sin duda alguna descubriré cómo vadearlos, y siempre me apegaré a mis instintos y a lo que creo que es lo correcto”, dijo.

  Comentarios