Trasfondo

La figura del día

AP

El controversial Bud Selig, a sus 80 años, se despidió este sábado como comisionado de béisbol de las Grandes Ligas, después de 22 años y medio dirigiendo la Gran Carpa entre luces y sombras.

Su mandato, que comenzó en julio de 1998, trajo al béisbol una prosperidad incomparable, multiplicando sus ingresos con sus estructuras propias de internet y televisión.

Pero también tuvo plagadas de problemas, con un conflicto laboral sin precedentes y con el fantasma esteriodes planeando por su cabeza.

Con Seling al frente la MLB expandió la postemporada, añadió los comodines, los juegos interligas y los equipos de Arizona y Tampa Bay. Además permitió a los umpires el uso del video y comenzaron los controles antidopaje, entre otras innovaciones, dejando un legado que lo convierte en un comisionado “número uno” en la historia de la Gran Carpa.

  Comentarios